¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
TRAVELOVE

Helsinki. Guía para conocer la ciudad.

A- A+

Helsinki, la capital de Finlandia, atesora una agitada e incesante actividad cultural y artística en contraprestación al ambiente relajado de sus ciudadanos.

A pesar del gran número de islas que la conforman (un total de 330) la accesibilidad y facilidad para trasladarse de un lugar a otro es envidiable.

© Texto y fotos: José Manuel Beltrán.

Fundada en 1.550 por el rey Gustavo I de Suecia, en clara rivalidad con la ciudad hanseática de Reval, actualmente Tallín, capital de Estonia, no fue hasta la Guerra Finlandesa, en la que Rusia venció a Suecia y se anexionó Finlandia como Gran Ducado, cuando Helsinki toma importancia como centro comercial del Mar Báltico. Un hecho relevante supone que, junto al puerto de Sveaborg, se inicie la construcción de una gran fortaleza; hoy conocida como la fortaleza Suomenlinna, hace crecer considerablemente el status de la ciudad.

Helsinki se ha ido ganando a pulso su reputación de metrópoli de pequeño tamaño, con alta calidad de vida –bien es cierto que también cara- pero que se puede disfrutar en una atmósfera relajada, y con incesantes eventos culturales y artísticos. No en vano, en el 2.012, fue declarada Capital Mundial del Diseño.

Panorámica del Estadio Olímpico de Helsinki.
Uno de los secretos de Helsinki lo conforma su gente y los momentos que ofrece para vivir. Son los ciudadanos quienes construyen la ciudad, su cultura, costumbres y acontecimientos. Son esos pequeños detalles los que te hacen descubrir que, pese a ser una ciudad pequeña, es única. El secreto es encontrar nuevos cafés, tiendas, mercados de antigüedades y sus rincones secretos, donde divertirse y descansar en cualquier momento; disfrutar de sus islas, parques y jardines así como de sus famosas saunas y restaurantes. Al final te das cuenta que Helsinki no esconde ningún secreto porque todo está a su alcance.”

El recorrido de buena parte de los lugares turísticos y de interés se puede realizar de forma fácil y sencilla, en muchos casos a pie dadas las pequeñas distancias entre ellos. Aún así, acceder a los más alejados, caso del Parque Sibelius –donde está instalado el monumento dedicado a este famoso compositor finlandés- así como a la iglesia excavada en la roca de Temppleliaukio, se puede hacer con el tranvía turístico 3T. La oficina de información y turismo, donde poder conseguir un plano de la ciudad y más información se ubica en la céntrica Plaza del Mercado.
Panorámica de la Plaza del Mercado. Helsinki.

En el entorno más próximo a la Plaza del Mercado bulle buena parte de la vida social de Helsinki. Iniciemos, por tanto, nuestro recorrido por esta bella capital.

Kauppatori, la Plaza del Mercado.

Uno de los puntos neurálgicos y más populares lo representa la Plaza del Mercado, también llamado Mercado del Pescado. Se sitúa de cara al mar, y por frente al Palacio Presidencial; siempre llena de tenderetes y puestos en la que podrás comer carne de reno, salmón y más variedades locales en un ambiente popular. Resulta ser también un “mercadillo” donde se exponen los típicos regalos turísticos: todo tipo de pieles, gorros, guantes, cuchillos de caza y diversidad de enseres y bebidas, incluido el vodka “Finlandia”. A escasos 100 metros encontrarás otro mercado, el Mercado Viejo, que data de 1.889, y que se encuentra cubierto. Es un centro más “gourmet” y por ende se nota en los precios.

El horario del Kauppatori es: De lunes a viernes de 06.30 a 18.00, sábados de 08.00 a 16.00, domingos de 10.00 a 17.00 (finales de mayo-septiembre).

Senaatintori, la Plaza del Senado.

A partir de esta gran plaza, que ya existía en el siglo XVII, se abre el casco histórico de Helsinki. Es Carl Ludving Engel, arquitecto berlinés, quien ya en el siglo XIX, la transforma y construye, como en la actualidad la vemos, en un estilo neoclásico.

La Plaza, en cuyo centro y desde 1.984 se alza la estatua del zar Alejandro II, se conforma con cuatro grandes edificaciones: la imponente y blanca Catedral de Tuomiokirkko, el Palacio y sede del Consejo de Estado, la Biblioteca Nacional y el edificio principal de la Universidad.
La Plaza del Senado con la estatua del zar Alejandro.

El edificio del Ayuntamiento, cuya entrada es gratuita, fue diseñado en 1.833 por Carl Engel inicialmente para un hotel. Ya en 1.920 fue reformado para convertirse en el Ayuntamiento de la ciudad. Sin embargo en su interior te encontrarás con un diseño modernista, realizado en los años 60 por el arquitecto Aarno Ruusuvuori, que además es un espacio para exposiciones, eventos e información y donde dispondrás de ordenadores de uso público y…algo importante, con acceso wifi gratuito.

La Plaza del Senado, y el entramado de calles entre Unioninkatu y Aleksanterinkatu, donde podemos encontrar las tiendas de artesanía finlandesa en base a la piel y los huesos de reno, han sido el marco perfecto para rodar películas, algunas ambientadas –por la similitud de estilo arquitectónico- en San Petersburgo. Reds, en 1.981; Gorky Park, con Warren Beatty, en el 83 y White Nigths, en 1.985.
La blanca Catedral de Helsinki predomina sobre toda la plaza

La Blanca Catedral. Tuomiokirkko.

Sin lugar a dudas es el edificio más emblemático y reconocible de la ciudad. En lo alto de unas inmensas escaleras –estilo Sacre Coeur, en París- destaca esta blanca catedral luterana que fue consagrada en 1.852.

Si la estatua central rinde tributo al zar Alejandro II; la blanca Catedral lo hace al zar Nicolás I, de Rusia, con una gran similitud –ya que sirvió de modelo- con la Catedral de San Isaac, en San Petersburgo. De hecho, antes de la independencia de Rusia y cuando Finlandia, como Gran Ducado, formaba parte de esta se llamaba Catedral de San Nicolás.

Con una planta en forma de cruz griega, es decir sus cuatro brazos son iguales, la decoración de su interior –como es costumbre en la religión luterana- es más bien espartana. Un simple y sencillo altar, que muestra un cuadro del desprendimiento; ausencia de vírgenes, santos o cualquier otra imagen. En su cripta si podemos encontrar exposiciones de diversas facetas de la cultura.

Horario: Se encuentra abierta todos los días desde las 9 de la mañana a las 6 de la tarde; en los meses de junio a agosto, incluso hasta la medianoche.
La Catedral ortodoxa de Uspenski destaca por sus ladrillos rojizos.

La Catedral ortodoxa de Uspenski.

En contraposición a la Catedral blanca, la Catedral de Uspenski –de culto ortodoxo- es la mayor de Europa occidental. Encuadrada a poca distancia de la anterior, en el parque de Katajanokka y visible desde la Plaza del Mercado, el ladrillo rojo intenso de sus muros destaca sobremanera así como sus cúpulas con un tono dorado, más bien apagado. Es un clásico ejemplo de lo que fue la presencia y las raíces que dejaron los rusos en la ciudad. Se finalizó su construcción en 1.868, por el arquitecto ruso Gornostajev, y en su única nave la decoración es la representativa del estilo bizantino.

Se localiza en el número 1 de la calle Kanavakatu y se mantiene abierta todos los días, excepto el lunes. El color rojizo de sus ladrillos la convierte, al atardecer, es un bonito espectáculo fotográfico.

De camino a la Estación Central del ferrocarril: Rautatientori.

Pasear por Kluuvi y Esplanadi, consideradas como las principales calles comerciales de Helsinki, junto con Aleksanterinkatu, es un placer muy agradable. No solo ya por admirar la arquitectura finesa sino, también, al fijarnos en como los locales disfrutan de los cafés y terrazas instalados; en sus puestos callejeros, donde te darás enseguida cuenta que los precios por estos lares son de aúpa, o disfrutar de cualquier evento –generalmente en verano- que se puede dar en el parque con una gran presencia de jóvenes.

Desembocamos en Estación Central del Ferrocarril. Helsingin.

Es curioso que una estación de tren, diseñada por Eliel Saarinen, sea uno de los puntos turísticos y arquitectónicos más destacados de Finlandia. "La estación del romántico nacional," atribuido este nombre en relación al estilo utilizado por su creador, quien fue miembro destacado de este movimiento. La verdad es que merece la pena pues en algún momento parece como si estuviésemos ante la fachada de una atracción de Disneyland.
Detalle en la fachada de la Estación Central de Helsinki.

En servicio desde 1.919, toda su fachada es de granito finlandés. Dos pares de unas enormes estatuas, situadas a ambos lados de la entrada principal en forma de semiarco, sujetan sobre sus brazos unos grandes faroles o lámparas en forma de esfera, obra de Emil Wikström, que sirven de iluminación por la noche. Otro elemento destacable es su torre que acaba coronada con un gran y curioso reloj.

Localización: en Kaivokatu, 1.

Los museos de Helsinki.

Ya hemos dicho que Helsinki fue declarada Capital Mundial del Diseño en 2.012. En el ámbito artístico la ciudad cuenta con un importante número de museos y es por ello por lo que dedicaremos un artículo específico para los mismos. Aún así, y ya que estamos en Helsingin, la estación central del tren, enfrente mismo se encuentra el museo más popular de Finlandia: el Museo de Bellas Artes, Ateneum. Aún así, y a modo de simple reseña, no podemos olvidarnos del Kiasma (Museo de Arte Contemporáneo), del Taideteolisuusmuseo (Museo del Diseño), del Museo Mannerheim, del Finlands Nationalmuseum (Museo Nacional de Finlandia), o de la Finlandia-Talo (Finlandia Hall), sede la Orquesta Filarmónica de Helsinki.
Fachada del Ateneum o Museo de Bellas Artes.

El Ateneum, o Museo de Bellas Artes, contiene la mayor colección de arte de todo el país e incluye verdaderos tesoros nacionales, formando parte junto al Kiasma y al Sinebrychoff, la Galería Nacional de Finlandia de carácter estatal. Lamentablemente, el Ateneum no es gratis aunque ello no es óbice para poder visionar más de 20.000 piezas de arte finlandés y, aproximadamente, un total de 600 de artistas foráneos. Fue el primero en el mundo en obtener y exponer un Van Gogh, más en concreto el cuadro de la “Calle en Auvers-sur-Oise", pintado en 1890 por el genial pintor.

Como he dicho se encuentra enfrente de la estación, más en concreto en el número 2 de Kaivokatu.
Exterior de la Iglesia excavada en la roca. (Pulsar para ampliar imagen)

Continuamos nuestro recorrido, aunque el orden del mismo debas elegirlo tú, en dirección a uno de los lugares de Helsinki que más curiosidad despierta entre los visitantes. Me refiero a Temppeliaukion Kirkko. La iglesia excavada en la roca.

Diseñada por Timo y Tuomo Suomalaien, y consagrada en 1.969, la popularmente y conocida como “la iglesia en la roca", está construida horadando la gran roca que la circunda; de hecho el muro interior izquierdo se encuentra sin terminar y nos da una idea más fiel de lo que era aquello antes. Su interior, de gran cabida, se forma asemejando un semicírculo que confluye en el altar principal. El techo que cubre este gran espacio es una sólida estructura de cobre por la que, en todo su alrededor acristalado, entra la luz natural. A pesar del día soleado que tuvimos en Helsinki me esperaba más luminosidad en el interior y ¡por qué no decirlo! mis expectativas quedaron algo defraudadas. Parece como si estuvieses entrando a un bunker, propio de la II Guerra Mundial.
Interior de Temppleliaukio. La iglesia excavada en la roca.

Localización: Lutherinkatu 3 (la entrada se encuentra al final de Fredikinkatu)
Horario: Lunes y miércoles de 10.00-17.00 (puede variar), jueves de 10.00-12.45 y de 14.15-17.00, jueves y viernes de 10.00-20.00, sábados de 10.00-18.00, domingos de 11.45-13.45 y de 15.30-18.00.
Entrada: Gratis.
Monumento dedicado al compositor Jean Sibelius

Sibelius Monumentti (Monumento de Sibelius)

Es una de las clásicas visitas de Helsinki, aunque también la más alejada del circuito pedestre, y de especial cariño para los fineses. Realmente estamos visitando un gran parque, desde 1.945 con el nombre del compositor y por donde él daba sus paseos, junto al mar de la costa oeste de Helsinki.

La polémica, en cuanto a como debía ser la obra de reconocimiento al compositor, se produjo desde el mismo momento de su inicio. ¿Una obra abstracta, una realista?. La escultora Eila Hiltunen, autora de la misma, compendió ambos géneros. La parte abstracta está compuesta por cientos de tubos de metal, más en concreto de acero inoxidable, como si fuese un gran órgano.
Escultura dedicada a Sibelius

La parte realista la solucionó con una pequeña escultura que refleja el rostro de Jean Sibelius como homenaje al compositor, reconocido patriota finlandés en oposición al régimen soviético, y a favor de la lucha por la independencia. Una de sus obras más conocidas (sobre todo una vez que empiezas a escuchar su música) es “Finlandia”.

Localización: Sibelius Park, Töölö, entre Topeliuksenkatu y Mechelininkatu.

Cómo llegar en transporte público: Lo mejor es el autobús 24, aun cuando nosotros tomamos el tranvía 2. En Mannerheimvägen te apeas y llegas andando a través de Eino Leinon o Humalistonkatu.
Horario: Todos los días desde el amanecer hasta el atardecer. Entrada: Gratis.
Vista de Helsinki desde la terraza del bar Ateljee

Mientras preparo una guía más completa de la ciudad de Helsinki (que te podrás descargar en pdf) con más lugares que visitar, te dejo que pasees por las callejuelas de Kallio en busca del vintage, por sus mercados de artesanía y antigüedades en Kruununhaka, por las pequeñas tiendas de Punuavuori, o degustar unos sabrosos bollos de canela (korvapuusti) en el Café Köket o en el Succesissa, sin descartar una visita los alrededores de Helsinki, bien sea a la fortaleza de Suomenlinna; a la isla museo de Seurasaari, donde incluso hay una playa nudista, o a la cercana Porvoo.

Así que, ahora, solo me queda dejaros con algunos interesantes datos de información general. ¡Salud, ciudadanos viajeros!

Oficina de Información y Turismo:
Pohjoisesplanadi 19 (cerca de Plaza del Mercado/Market Square)
e-mail:tourist.info@hel.fi
Horarios:
15.5.-14.9. Lunes-Viernes: 9-18 horas. Sábados: 9-16 horas
15.9.-14.5. Lunes-Viernes: 9-18 horas. Sábados y domingos: 10-16 horas.

Ayuda e información turística:

Entre junio a agosto, meses de mayor afluencia turística, unos veinte guías turísticos, vestidos de verde, recorren Helsinki para atender las demandas de los turistas. Pueden auxiliarte con consejos e información gratuita. Los “Helsinki Helpers” son unas patrullas de jóvenes, vestidos de verde, que están a tu disposición para ayudarte turísticamente. Informan y asesoran sobre todo tipo de curiosidades y lugares de interés. Además se les puede pedir folletos y mapas. Los guías turísticos tienen un ayudante que divierte a los niños. Se llama Helppi y es posible toparse con él en el parque Esplanadi. Los guías también atienden en la caseta de información.

Seamos educados. Unas mínimas nociones de finés. Aún cuando en Helsinki se habla un inglés perfecto bueno es conocer algo de su vocabulario.

Dónde puedo encontrar: Mistä löydän…; desayuno/ aamupala;
almuerzo/ lounas Cena/ illallinen kippis;
puerto/ satama ; tranvía/ ratikka; calle/ katu;
dinero/ raha Gracias/ kiitos; Hola/ moi; Adiós/ näkemiin;
Agua/ vesi; cerveza/ olut; café/ kahvi; la cuenta, por favor/ Lasku kiitos;
Por favor, deme/póngame…/ Saisinko…. ;

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • José Manuel Beltrán escribió

    octubre 2, 2017

    Comentario rescatado. Michan, escribió el 10 de marzo de 2.016

    Muy completa esta guía, enhorabuena! Solo me ha faltado que contaras algo de la Plaza del Mercado (Kauppatori), un sitio estupendo para pararse a tomar algo (incluso he llegado a ver paella), observar los puestos con los clásicos souvenirs… Es bastante popular. Y encima está justo delante de la casa presidencial!
    En la parte de museos, te interesará saber que están proyectando un Guggenheim en Helsinki. Ha habido cierta polémica entre los vecinos y artistas, ya que algunos no lo quieren. Pero bueno, veremos cómo se resuelve.
    Saludos!

    Responder
  • José Manuel Beltrán escribió

    octubre 2, 2017

    Contestación a Michan, rescatada del 10 de marzo de 2.016

    Michan, muchas gracias por tu comentario e importante observación. Efectivamente ha sido un error mío, ya
    subsanado, al olvidar esta parte de texto que tenía escrita. La Plaza del Mercado perfectamente es el lugar de inicio, o final, para empezar a conocer esta bella ciudad. Salud, ciudadano viajero.

    Responder
Translate »