¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Rutas con encanto

Explorando Petra. Sus mayores atractivos.

A- A+

Denominada a menudo como la octava maravilla del mundo antiguo, Petra es, sin ninguna duda, el tesoro más preciado de Jordania y la atracción turística más importante. Es una enorme ciudad excavada por completo en las rocas por los nabateos, una tribu árabe muy trabajadora que se estableció en la zona hace más de 2.000 años y la convirtió en una importante ciudad de paso de las rutas de la seda, de las especias y otras que enlazaban a China, India y el sureste de Arabia con Egipto, Siria, Grecia y Roma.

A través de estas líneas vamos a explorar y descubrir una ciudad enigmática, fascinante, preciosa; donde todo en ella es atractivo. Vamos a retrotraer la historia, a descubrir en sus areniscas rocas curiosas formas, a apreciar colores, incluso más allá del rosa. Una ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que no debes dejar de visitar.

Realizar una visita completa a la ciudad de Petra y al valle de Wadi Musa, en plan tranquilo y con sus merecidos descansos -no nos engañemos-, necesitará de al menos dos e, incluso, hasta tres días, sino más. Sin embargo, no todos los visitantes tienen la oportunidad de estar tanto tiempo y los cruceristas mucho menos. A ello se le une la magia de la noche, y me refiero más en concreto a poder realizar la visita nocturna, cuando la visión de todo el desfiladero y sus principales monumentos se reflejan en la luz de las velas.

Aún así, te advierto. Todo lo que te cuente aquí quedará muy alejado de la realidad, por mucho que me empeñe. Este impactante y maravilloso lugar hay que verlo para creerlo, y si llegas al final podrás descargarte una guía de visita de elaboración propia
Paisaje de Petra

Una ciudad de color rojizo, casi tan antigua como el tiempo mismo.
---Dean Burgen.

En muchas ocasiones, al referirnos a Petra, la mencionamos como "la ciudad rosada" o "la ciudad perdida". Ello tiene sus razones, tal y como explicábamos en nuestro anterior artículo de introducción porque se pierde totalmente su rastro después del siglo XIV d.C.

La excusa de realizar un sacrificio en la tumba del profeta Aarón, en lo alto de la montaña, dio la oportunidad, en 1.812, de ser redescubierta por el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt, aún cuando nada pudo decir de ello hasta años más tarde.

La entrada al gran recinto de la ciudad rosada

La entrada al recinto de Petra, muy cercana a los hoteles Crowne y Mövenpick, es única y se encuentra en la localidad de Wadi Musa. Es en este Centro de Visitantes, incluso fuera de el, donde podrás tener conexión wifi gratis (no de muy buena calidad, es verdad).

En el Centro, además de poder contratar guías, se muestran documentales sobre Petra. Ya iniciado el descenso a pie, aproximadamente a unos 400 metros, tienes la posibilidad de efectuar tu recorrido, bien a lomos de caballo o en carromato tirado por él, a unos precios en torno a los 20/30€ por persona, hasta la Puerta del Tesoro.¡Ah, por cierto! La entrada al recinto no se puede decir que sea barata: 50 JD (equivalente a unos 80€). Aún así, en este enlace te dejo las tarifas para tu consulta.

Nosotros decidimos hacerlo todo a pie (aunque a la vuelta buenas ganas daban de tomar uno); abrimos nuestro plano y nos dispusimos a disfrutar de Petra.

Nota: Pulsa en la imagen para el plano, y cualquier otra imagen, en tamaño mayor.

Descubramos sus principales atractivos

La Tumba del Obelisco y el Triclinium de Bab as-Siq. (2)
Este precioso monumento es un perfecto ejemplo de la unión artística de los diferentes estilos entre Oriente y Occidente. El obelisco es de una clara influencia egipcia, mientras que el nicho ente los obeliscos es de influencia grecorromana.

El Triclinium es una cámara con tres bancos cuyo objetivo, en la época nabateos, era la celebración de las fiestas sagradas que tenían lugar cada año en honor de los muertos. Más adelante (3 y 4) podemos observar como la montaña ha sido perforada artificialmente para desviar el curso del río y evitar las inundaciones y el lodo. Estamos en el túnel de Al-Muthlim.
La Tumba del Obelisco
El Triclinium de Bab as-Siq

El desfiladero de As-Siq. La entrada principal a Petra. (6)

Esta impresionante garganta, estrecha y profunda, que alcanza los 1.800 metros de longitud, es de una belleza natural impresionante. El Siq está rodeado de grandes acantilados, algunos de ellos de hasta 250 metros de altura y con una anchura entre 2 y 4 metros. En su recorrido podemos apreciar perfectamente todas las características propias de Petra: formaciones geológicas de aspecto extraño, con diferentes figuras que se moldean acorde a nuestra imaginación; rocas de un endiablado y precioso color, cambiante según los rayos del sol; terrazas de uso agrícola, canales de agua tallados en la roca de los acantilados, embalses y nichos que conforman, en un todo, un recorrido fascinante.

Al-Khazneh, la puerta del Tesoro. (7).

El recorrido por el Siq, sorteando el ir y venir constante de los carromatos tirados por los caballos, tiene como objetivo principal la visión del orgullo y la alegría de Petra. El monumento más bello de toda la ciudad, el más reconocido y la imagen que nunca podrás desasociar de tu retina: el Al-Khazneh.


No lo encontrarás de frente. Como jugando con los recodos de los acantilados, tal cual como la vedette comienza a enseñar sus piernas al descender por la escalera, una imagen rosácea empieza a distinguirse al fondo del estilizado y estrecho desfiladero. Ya en la pequeña plaza apreciar el monumento no tiene precio.
Estamos ante la imagen más representativa de otra de las 7 Maravillas del Mundo.

Su estilo arquitectónico es prácticamente único en el mundo antiguo. Su principal inspiración es helenística, helenística-alejandrina, unida al indiscutible y único toque del arte nabateo. Su enorme fachada (30 metros de ancho por 43 metros de alto) corta la respiración y, sin ningún tipo de duda, me siento incapaz de describir tanta belleza en toda su magnitud. ¡No lo dudes, en cuanto puedas, descúbrelo por ti mismo!.

Excavado en el siglo I a.C., fue la tumba de un importante rey nabateo; algunos estudios citan que más tarde fue utilizado como templo. La elaborada fachada, esculpida e incrustada en la roca de arriba hacia abajo, representa la genialidad arquitectónica nabatea. Lo que observamos en solo una parte. Por debajo de ella, en el subsuelo, el monumento continúa aunque los expertos arqueólogos consideran que de hacer la excavación esta debiera de ser ampliada a más partes del complejo. Es increíble que tal joya artística haya estado "desaparecida" y sepultada durante tantos siglos.

El Altar del Lugar Alto para el Sacrificio. (31)

El nombre ya lo está avisando (el lugar alto). Acceder al mismo lo será tras una dura aunque estimulante escalada. A través de unos peldaños, todos excavados sobre la roca, alcanzar la cima es verse premiado con una espectacular vista de todo el conjunto de Petra (la ciudad a tus pies).
El Altar del sacrificio.

El Lugar Alto, en muy buen estado de conservación, era el lugar donde se celebraban importantes ceremonias religiosas en honor a los dioses nabateos. Probablemente también se utilizó para ritos funerarios.

La Calle de las Fachadas y el Teatro. (9 y 10)

Nada más pasar Al-Khazneh y el Siq exterior, llegamos a la calle de las Fachadas. En estas filas de tumbas nabateas es donde podemos apreciar diferentes e intrincadas esculturas sobe la roca.
Entrada a la calle de las fachadas y Anfiteatro

El teatro nos puede dar una apariencia de ser romano sin embargo fue construido por los nabateos en el siglo I d.C, como reflejo de la influencia romana que se extendía sobre el Oriente Próximo. Todo su conjunto está excavado en una sólida roca, con excepción de ambos laterales que se construyeron de forma separada. Inicialmente su aforo era para unas 3.000 personas, aunque más tarde se amplió hasta las 7.000 plazas.
El gran anfiteatro de Petra

Las Tumbas Reales. (11-15)
Antes que la erosión se apoderase de ellas, las impresionantes Tumbas Reales competían en grandeza y belleza con Al-Khazneh. Excavadas en la roca su propósito era alojar las tumbas de los altos dignatarios nabateos.

Tumba de la Urna. (11)
En la imagen de la izquierda podemos ver la mayor de todas las Tumbas Reales. Su patio es inmenso, al igual que su cámara principal de 17x18 metros. Los estudios datan que su excavación se produjo alrededor del año 70 d.C., y fue modificada a mediados del siglo V para convertirse en iglesia bizantina.
Tumba del Palacio. (14)
Este excepcional monumento excavado en la roca tiene el aspecto de un palacio, de ahí su nombre. Se encuentra bastante erosionado aunque mantiene un aspecto magnánimo. Está formada por tres niveles con una rica y profusa decoración de columnas y pilares. (Imagen de la derecha)

Tumba de Sextius Florentinus. (15)
Una inscripción latina sobre su puerta la convierte en la única tumba en Petra sobre la que se puede conocer para quién fue construida. Sextius fue el gobernador romano de la provincia de Arabia y, tal y como señala la inscripción, quiso ser enterrado en Petra. Está elaborada tumba fue excavada alrededor de los años 126-130 d.C.
La Tumba de Sextius Florentinus

La Calle Columnada. (19)
Sobre una pavimento de mármol, que hoy en día todavía se puede apreciar, esta bella calle Columnada nos conduce al centro de la ciudad. A ambos lados, templos, edificios públicos y tiendas. En un principio, un nifeo adornaba la calle.
Calle columnada y al fondo el Templo de los Elefantes

Qasr al-Bint (22).

Al final de la calle columnada nos encontramos, probablemente, con el principal templo de la capital nabatea. A pesar de los innumerables terremotos e inundaciones acaecidas durante siglos, es el único edificio independiente que ha sobrevivido a ello.
Su silueta, de aspecto sólido, domina el amplio recinto, de estilo griego, pavimentado. Este espacio estaba abierto a los fieles del pueblo; por contra, el templo y el altar eran para el uso exclusivo de los sacerdotes.
El templo de Qasr al-Bint

Ad-Deir (El Monasterio) (34).

El punto más alejado del Centro de Visitantes, y por tanto de nuestra actual entrada a la ciudad de Petra, nos deja otra de las bellezas de la ciudad. ¡Prepárate, porque aquí se pondrá a prueba tus cualidades de alpinista!

Un recorrido de aproximadamente 800 peldaños, todos tallados sobre la roca, te conducirán a lo alto de la montaña de Ad-Deir. Debes disfrutar, además de descansar, para relajarte en las excelentes vistas que se te proporcionan. Ya en la cima, tu recompensa será la visión de lo que se considera la segunda atracción de Petra.
El impresionante Monasterio

Construida en el siglo I d.C., su enorme tamaño (mayor que la Puerta del Tesoro) compite con su impresionante en belleza. Su diseño se asemeja al de Al-Khazneh aunque los adornos arquitectónicos son mucho más simples. Se cree que se pudo utilizar, bien como tumba o como templo, o quizás para ambos cometidos.

El ascenso a la montaña se hacía a modo de procesión y en toda la zona abierta, por frente del monumento, se disponía como lugar de reunión. Posteriormente, ya en la época bizantina, fue utilizada como iglesia-
La monumental fachada de Ad-Deir. El Monasterio

Recorrer Petra de noche, y a la luz de las velas

¿Te lo imaginas? Sentirte, al igual que lo hicieron sus primeros habitantes, en la profundidad de su desfiladero, como un nabateo más. El recorrido de una parte del conjunto, desde el inicio del Siq hasta el Tesoro (Al-Khazneh), se puede realizar de noche siempre acompañado de guías.

Durante tres días a la semana, los lunes, miércoles y jueves (en algunas ocasiones, consultando y reservando previamente, también se hace algún viernes) con un recorrido de aproximadamente 2 horas (comienza a las 20,30 horas y finaliza sobre las 22,30), es posible convertir esta experiencia en algo inolvidable. Aproximadamente, 1.500 velas iluminan el recorrido en el que te verás acompañado, en directo, con música beduina. Dicen (lo siento, no lo pude vivir por culpa de nuestro horario de visita) que es como transportarte al pasado; es sentir la magia de Petra, la ciudad escondida...la ciudad rosa. Cuando me llegue el momento estoy seguro que no me interesará el espectáculo, tan solo mis sensaciones.
Los tickets de este recorrido se pueden conseguir en el mismo Centro de Visitantes, aunque también por medio de agencias locales y/o en cualquiera de los hoteles. Su precio: 17 JD.
El Tesoro de Petra iluminado por las velas

Una guía de viaje de elaboración propia

Si has llegado hasta aquí, y ya es el final del artículo, yo te lo agradezco. Espero haberte despertado el interés para visitar Petra porque, como te decía al principio, es algo que por mucho que se escriba debes de presenciar en primera persona.
Eso sí, quizás te pueda servir de ayuda la guía de viaje que he preparado y que te puedes descargar desde aquí. Solo me queda desearte, como siempre, SALUD, CIUDADANO VIAJERO

Otros artículos relacionados:
Petra, el tesoro de la corona jordana. Introducción

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • mercedes escribió

    mayo 2, 2016

    Una descripcion completa y encantadora. ¡Muchas gracias!

    Responder
  • jordi (milviatges) escribió

    mayo 2, 2016

    Que preciosidad, que buenos recuerdos y que bien que lo has contado. Nosotros tampoco pudimos vivir el espectáculo de las velas. Y la verdad, es que hace ya como 12 años que estuvimos allí y en aquel momento no recuerdo que lo hiciesen.
    total, que tenemos un buen motivo para volver.
    Un abrazo!

    Responder

DEJAR UN COMENTARIO

Translate »