¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
TURQUÍA

ESTAMBUL, tradición y oración.

A- A+

Desde las mezquitas más auténticas a las más turísticas, un paseo por la esencia turca.

Texto y fotos por Héctor Carbonell.
Estambul es una mezcla de culturas impresionantes donde predomina el Islam, pero cada uno es libre de pensar y actuar como mejor le parezca.  Digamos que en su inmensa mayoría respetan el derecho del otro a pensar diferente.
 
Rezar es un acto de fe y las mezquitas distribuidas por toda la ciudad son el sitio adecuado para predicar su amor por Allah, el término musulmán para referirse a Dios.
 
Confieso que como religión me parece la más auténtica, la más creyente, la más sincera, la que profesa su devoción de forma más clara, pero obviamente con los problemas modernos del fanatismo que desvirtúan la esencia musulmana.
Las mezquitas más conocidas son la de Suleyman, Santa Sofía, Eyup, Azul y la mezquita Nueva, pero hay una infinidad de pequeños espacios para el culto preciosos, sin tanta pomposidad pero donde se respira paz y tranquilidad.
 
Acercarse a las mezquitas más sencillas es probablemente lo más interesante que se pueda hacer en Estambul, una vez que se vean las más significativas. Es tratar de adentrarse en su cultura, tratar de entenderlas, tratar de ir más allá.
 
El símbolo de Estambul es la llamada a la oración; se produce cinco veces al día y estés donde estés siempre oyes esa "música" desde alguna mezquita recordando que hay que cumplir con Allah.

Iniciamos nuestro particular recorrido.

LA MEZQUITA AZUL

La Mezquita del Sultán Ahmed –su nombre en turco es Sultanahmed Camii- fue construida entre 1.609 y 1.616.
Preciosa e impresionante donde las haya, pero decepcionante por las hordas de turistas ávidos de su instantánea que hacen que pierda parte de la esencia. Está considerada la última gran mezquita del período clásico otomano.
Su gran atractivo es la fachada, la mires desde donde la mires. De noche, sin lugar a dudas, es una de las postales emblemáticas de Estambul. 
Los 20.000 azulejos hechos a manos que alberga su interior son el elemento diferenciador, al igual que sus seis minaretes.

De este aspecto destacar que en su día el Sultán fue tachado de "presuntuoso" al colocar el mismo número de minaretes que tenía La Kaaba.  La solución fue salomónica, se construyó un séptimo minarete en La Meca.
Dispones de personal que te puede comentar un poco acerca de la mezquita y el Islam.  En un intento por que conozcamos más de su cultura hay material muy bueno en todos los idiomas, incluido español, para acercarte al mundo musulmán, quizá la mejor lectura que encontré en todo Estambul.
Al estar en todo el centro histórico es una visita obligada, y no pasar sería delito, pero no esperes maravillas.
Se recomienda ir con ropa conservadora, pero si no vas de forma adecuada te dejan ropa para cubrirte.  Igualmente hay que descalzarse en todas las mezquitas; los musulmanes mantienen entre su ritual lavarse pies y manos hasta los codos para ir los más limpios posible a rezar.
Localización:
Plaza Sultanahmet. At Meydanı No:7, 34122
Fatih/Sultanahmet/İstanbul, Turquía
 
Horario de visita
Todos los días de 9:00 a 19:00 horas.
Precio Entrada gratuita.
Transporte
Tranvía: Sultanahmet, línea T1.

MEZQUITA DE SANTA SOFÍA

No cabe duda que es la más hermosa de todas pero obviamente por sus diferencias con las mezquitas clásicas, hoy es un museo viviente. Los turcos la llaman Ayasofya y se puede considerar el símbolo de Estambul.
Fue una antigua basílica patriarcal ortodoxa reconvertida en mezquita y ostentó el título de catedral más grande del mundo durante más de mil años.
Su interior es mágico, precioso, increíble. Es una visita obligatoria por su significado e historia.  Su decoración es diferente a todo lo que conocemos en occidente.
A la fecha de nuestra visita fue una lástima que se encontrase en obras, y que la totalidad del ala izquierda no se pueda ver.
 
Localización: Plaza Sultanahmet.
Horario de visita
De martes a domingo: de 9:00 a 17:00 horas (desde abril hasta octubre hasta las 19:00).
Lunes cerrado.
Precio Entrada: 25 liras.
Transporte
Tranvía: Sultanahmet, línea T1.

MEZQUITA SEMSI PASHA

La más pequeña de todas las visitadas, pero la más real. Es el sitio de ellos para ir a rezar, y adorar a Allah.

Se encuentra a orillas del Bósforo, en Uskudar, el lado asiático de Estambul, donde recomiendo pasar un día entero para integrarse en la zona menos turística y más real.
Se dice de ella que es “la mezquita donde los pájaros nunca se posan” debido al fuerte viento que azota proveniente del mar.

Salí con la impresión de que no era bienvenido, pero creo que fue porque me acerqué en la hora de la oración.
 
Localización: Mimarsinan, 34664 İstanbul,

MEZQUITA NUEVA
 
Enclavada en el eje de comunicaciones que une lo nuevo con lo viejo, en Eminonu, encontramos una mezquita auténtica, de las de ir a rezar, donde no hay tantos turistas a pesar de su ubicación, al lado del mercado de las especias.
 
Al igual que las anteriores, preciosa, sencilla pero magnánima, se nota que lo realmente importante es el culto a Allah.
Quizá no pase mucha gente pero considerando la facilidad de acceso creo que es una de las mezquitas donde se puede apreciar más la esencia del pueblo turco.
 
 Dirección:
Rüstem Paşa Mh., Eminönü Meydanı. Muy cerca del Bazar de las Especies.

– Horario:

Abierto todos los días de 7 de la mañana hasta el anochecer.

– Precio: entrada gratuita. Se pueden realizar donaciones.
MEZQUITA EYUP SULTAN
 
Quizá la menos conocida para aquellos que deciden no adentrarse en la cultura turca, pero sin duda la más importante.  Considerada el cuarto sitio de peregrinación más importante del mundo musulmán, después de La Meca, Medina y Jerusalén, acercarse a ver esta mezquita es uno de los deberes imprescindibles al visitar Estambul.
En esta mezquita comentan que el fervor religioso que se observa es importante; nosotros no lo vimos, llegamos un lunes muy temprano, pero lo cierto es que se encuentran los restos mortales del segundo en importancia para los musulmanes después de Mahoma.
No está cerca del ajetreo, se encuentra en un barrio que tiene el mismo nombre y mi recomendación es acercarse en taxi o ferry.  Tienes al lado el famoso Café Pierre Loti, desde donde se considera que se ven las mejores vistas del Cuerno de Oro.
Dirección: Camii Kebir Sokak, Estambul

Horario: Lunes a domingo: 9:30 a 16:30

Precio: Gratis

Ferry: Eyüp: Linea Golden Horn


MEZQUITA DE SULEYMAN
 
Sin duda ninguna, la gran mezquita de Estambul, la más auténtica, la que preside la ciudad y que es centro de todas las miradas. Es la estampa típica del Bósforo que mira al lado europeo.
Alejada del circuito turístico te encuentras con un entorno mucho más religioso, más real, más islámico.  Hay personal a tu disposición para adentrarte un poco más en el mundo musulmán.

Sin lugar a dudas, dejar de ver esta mezquita es irte sin ver una parte fundamental de Estambul.
Localización:
 Süleymaniye, 34116 Fatih/İstanbul, Turquía
Horario: Lunes a domingo: 9:30 a 16:30
Tener en cuenta que durante los periodos de oración la mezquita permanece cerrada.
Precio: Gratis.
Tranvía:   Laleli-Üniversite: T1 Eminönü: T1
Estambul es mucho más que un conjunto de mezquitas, pero no es posible concebirla sin ellas, son parte de la esencia de la ciudad. Atrévete a descubrir una ciudad única, con una gastronomía extraordinaria, un patrimonio cultural imposible de valorar y una amabilidad difícil de igualar. Estambul no dejará de sorprenderte nunca.

Mi especial agradecimiento a Héctor Carbonell por esta magnífica colaboración en un recorrido muy singular por las mezquitas de Estambul. Recordar que, tanto el texto como las magníficas fotos, han sido cedidas para esta publicación. Sin embargo tienen derechos de autor y no pueden ser reproducidas ni copiadas sin el consentimiento expreso del autor.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • Nuria Gonzalez escribió

    octubre 16, 2015

    Estupendo relato con vista a las mezquutas de la antigua Constantinopla. Gracias Hector, gracias ciudadano viajero.

    Responder
  • José manuel Beltrán lópez escribió

    noviembre 9, 2015

    Gracias a ambos por interesaros por el articulo.

    Responder
  • Jesús Romano Sebastián escribió

    diciembre 11, 2018

    Tengo qué decir con respecto a Estambul, qué en mi caso son ya como 4/5 ocasiones las qué he visitado esa bonita ciudad, siempre como escala de crucero aunque en una ocasión hicimos noche en Estambul.
    Qué únicamente he visitado una mezquita, la Mezquita Azul, y tb iba a visitar la de Santa Sofía, qué se encuentran una enfrente de la otra, pero por cuestión de no sé qué, se encontraba cerrada en ese momento, así qué nos quedamos únicamente con la visita de una sola mezquita.
    Mi fe, ya quedó saciada con una única visita, incluso reconociendo qué las hay muy bonitas, pero como digo con una ya tuve suficiente, el resto de las visitas siempre ha sido ir al bazar y visitar otras partes de la ciudad.
    Una vez mis agradecimientos para tan insignes ciudadanos viajeros, como sois Jose Manuel y Hector, Muchas Gracias a los dos y felicidades por tan magnífico relato sobre las mezquitas y tan lleno de verdad

    Responder
    • José Manuel Beltrán escribió

      diciembre 11, 2018

      Llevas razón en cuanto a las similitudes, aún cuando personalmente yo prefiero comparar y visitar más. Ahora bien, como Estambul es tan mágica, otras partes de la ciudad (como tu dices) es indispensable recorrerlas. ¡Y son tantas!. Hace tiempo que no volvemos … hay que pensárselo. Gracias como siempre por tu aportación, querido Jesús.

      Responder

DEJAR UN COMENTARIO

Translate »