¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Rutas con encanto

DE VIAJE POR LA COSTA VASCA (III). De Mutriku a Orio.

A- A+
El flysch negro de Mutriku, los espectaculares acantilados de Deba y los fabulosos estratos de Zumaia han dejado una huella marcada por el paso de los años. Una costa esculpida a golpe de mar se muestra al visitante con toda su belleza.

 

EL FLISCH
Texto por ©José Manuel Beltrán.
Entre el discurrir de acantilados y bosques de pino y encinas que descienden hasta el litoral; sobre la espectacular bahía que baña esta costa guipuzcoana dejaremos Mutriku, después de haber realizado nuestra parada y fonda en el Hotel Arbe, del que se nos anticipa tendremos unas vistas espectaculares. Será en un próximo artículo cuando realicemos nuestra crónica de este establecimiento.

Nos cuentan (a buen seguro que lo comprobaremos) que es un escenario espectacular donde quedaremos impresionados con las consecuencias del impacto, por la bravura del mar, contra las rocas de esta franja de costa: Mutriku, Deba y Zumaia. Estamos en el flysch, que intentaremos visionar desde el mismo mar y que conforma el Geoparque de la Costa Vasca. Miembro de la Red Europea de Geoparques, los sucesivos estratos rocosos nos muestran 60 millones de años de la historia geológica de nuestro planeta.

Nuestra parada en Deba, encajonada entre el río de su mismo nombre, el mar

DEBA. STA.MARIA LA REAL

y los montes próximos como el de Santa Catalina, lo será para visitar la iglesia de Santa María la Real y admirar su pórtico gótico con figuras que todavía conservan los colores originales del medievo. Camino de Zumaia, y adentrándonos un poco en el interior, visitaremos Zestoa. Allí se encuentra Ekainberri, una reproducción muy fiel de las cuevas de Ekain, donde los artistas prehistóricos –allá por el Paleolítico- dejaron en sus paredes dibujos de osos y caballos creando bellas estampas artísticas.

 

ZUMAIA

Entre los ríos Urola y Narrondo, Zumaia nos acoge para poder dar un paseo por su casco antiguo, en el que predomina la Iglesia de San Pedro. Pasada ya su festividad marinera, que se celebra el 29 de junio en honor de San Pedro, de la misma forma que pasada la Pascua lo es en honor de San Telmo, bueno es tomar camino hasta el faro y disfrutar del paisaje de dunas en la playa de Santiago o visitar la casa museo del pintor Ignacio Zuloaga, o el Centro Algorri, donde nos contarán todo sobre el famoso flisch.

 

Nos encaminamos hasta Zarautz, donde la carretera se convierte en un estupendo mirador sobre el Cantábrico; pero antes, cuando divisemos “el ratón”, nombre popular dado al monte de San Antón por su parecido a un roedor, se nos abrirán las puertas de Getaria, patria de un marinero ilustre:

GETARIA

Juan Sebastián Elcano. Es también aquí, en Getaria, donde podemos visitar el museo dedicado al “príncipe de la moda”, el de Cristóbal Balenciaga. Y si de fama y famosos puede presumir Getaria, también lo es por sus restaurantes de pescado, por sus bodegas y viñedos que son consecuencia de su excelente Txakoli, por su calle Mayor y por su principal tesoro patrimonial, la iglesia de San Salvador.

 

ZARAUTZ

Definitivamente, a través de pequeños túneles excavados en la roca y que a su vez son peatonales, nos dirigimos a uno de los pueblos turísticos por excelencia de toda Guipuzkoa y en el que se encuentra la playa más larga de Euskadi: Zarautz. Sede de campeonatos del mundo del surf, dicen que por sus olas perfectas, que pueden ser apreciadas desde su bello paseo marítimo; de las dunas de Iñurritza, adosadas al monte TalaiMendi y del Photomuseum, la localidad cuenta con abundantes edificios medievales, en el que predominan la Torre Luzea y el campanario de Santa María la Real.

El monte Talai provoca que la carretera se esconda hasta llegar a la desembocadura del río Oria, para disfrutar familiarmente de la playa de la Antilla. Estamos en Orio, punto final de este nuevo recorrido a través de la Costa Vasca y que guarda una especial devoción con el remo y con sus

DE TAPEO EN ORIO

traineras. Tierra adentro, no más allá de un kilómetro, sus embarcaciones descansan al abrigo de cualquier tempestad. La Goiko Kale, como se denomina a su parte antigua, asciende desde el templo de San Nicolás de Bari, especialmente confundido con la defensiva muralla, hasta la Ermita de San Martín de Tours de reconocida tradición jacobea. Otra visita posible debe ser al Centro de Interpretación del Camino de Santiago, que se encuentra en el Palacio de Iturriaga.

 

De aquí a San Sebastián se interponen los montes Kukuarri, Mendizorrotz e Igueldo, pero eso quedará para nuestro siguiente y último capítulo: De Orio a Hondarribia. Como siempre, ciudadanos viajeros, mis mejores deseos de salud.

También te pueden interesar nuestros anteriores artículos:

De viaje por la Costa Vasca (I): de Muskiz a Bermeo.

De viaje por la Costa Vasca (II): de Bermeo a Mutriku.
De viaje por la Costa Vasca ( y IV). De Orio a Hondarribia.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • Ruben / Lugares Visitar escribió

    agosto 30, 2013

    Yo esta ruta la recomiendo hacerla al revés, es decir de Orio a Mutriku.
    La razón es que hay infinidad de miradores que si haces al revés no podrás parar en ellos ya que no se permite el giro en la carretera.
    Al hacerlos en este sentido siempre irás al lado del mar y podrás parar en esos miradores

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    agosto 30, 2013

    Estupenda recomendación, Rubén. Tomamos nota y muchas gracias por tu visitas comentario.

    Responder
  • Anónimo escribió

    septiembre 5, 2013

    Lo peor del País Vasco son los Pitxos, que envidia me dais. Para mí la ciudad mas espectacular de España es sin duda San Sebastian.

    Muchos besos y disfrutar.

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    septiembre 17, 2013

    Hola anónimo,
    Quiero entender que querías escribir los "pintxos"… Si es así, estoy totalmente de acuerdo contigo jajaja… !Que bien hemos comido, por Dios !. Amén de que sus gentes son maravillosas y, por cierto, San Sebastián es una joya..
    Gracias por tu apprtación.

    Responder
Translate »