¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
TRAVELOVE

Holanda, destino ideal para viajar con niños. Ruta de 5 días (Parte II)

A- A+

Estamos inmersos en una ruta de cinco días por Holanda, un destino ideal para viajar con niños. Después de nuestro anterior artículo en el que visitábamos Madurodam, la playa de Scheveningen y acabamos entrando en la capital, Amsterdam, ahora toca salir a las afueras.

Texto y fotos por © Marcos Beltrán.

 

Llevamos ya dos días transcurridos desde que iniciamos esta aventura familiar, todos juntos, en un país como Holanda, destino ideal para viajar con niños. Hemos alternado, y previamente planificado, nuestra visita cultural con el ocio. Un ocio, como el paseo por los canales de Amsterdam a bordo de un barco panorámico, que a su vez también te sirve de conocimiento de la ciudad. Es verdad que de nuestro anterior artículo una de las cosas que más gustó a los niños es la visita a Madurodam (si no te quieres perder nada, o si quieres repasar, entra aquí), pero todavía quedan sorpresas.

¡Venga, vamos allá! Tras el debido descanso en el resort, toca ponerse en marcha y dar comienzo a nuestro día 3.

Maritime Museum Foto: Marcos Beltrán. (Pulsar para ver original)

Día 3: Archeon Museum Park. Un viaje en el tiempo.

Ubicado en la localidad de Alpheen aan den Rijn, este parque temático repasa la historia del hombre desde la Prehistoria hasta la Edad Media. La entrada al parque son 18€ p.p., y puedes coger un pack para que los niños puedan hacer pan, fíbulas, paseo con gladiadores, velas, pulseras. Si quieres ampliar toda esta información y ver más, incluso con reserva, te sugiero consultes en su web archeon.nl Tienen parking vigilado habilitado a la entrada del recinto, precio 6€. El pago lo realizas cuando compras las entradas y te dan una ficha para poder salir: “no la pierdas!”.

El parque comienza en la prehistoria, y según vas pasando por los distintos poblados los actores caracterizados te cuentan cómo vivían en aquellas épocas. Aquí no hay nada de cartón-piedra, al contrario todo era muy realista, cada uno ataviado con las ropas (o taparrabos) de su época, incluso nos llovió durante la jornada y ellos permanecían realizando sus trabajos.
Archeon, zona prehistórica. Paseo en canoa. Foto: Marcos Beltrán

En la zona de la Época Romana puedes ver desde la lucha de gladiadores, lanzamiento de flechas y catapultas e incluso hasta el desfile de la legión. El edificio de las termas romanas y la casa del emperador están junto a los puestos de los distintos oficios de la época, y en cada uno de ellos los actores están trabajando con los utensilios de entonces. Se puede ir preguntando y ellos te van explicando con todo lujo de detalles como se hace, desde unas alpargatas de cuero hasta una fíbula “broche romano” para sujetar la capa. La verdad es que todo es muy instructivo e interactivo.
Archeon, desfile de la legión romana. Foto: Marcos Beltrán.

Si te sobre tiempo o los niños quieren divertirse un rato hay una zona de columpios y juegos infantiles entre la zona Romana y la Edad Media. Una vez dentro de la Edad Media podrás hacer lucha de espadas, disparar con flechas, hacer velas, ... todo realmente realista.

Día 4: Nos desplazamos norte hasta llegar a Alkmaar.

Hoy nos desplazamos hasta la Holanda Septentrional, a la llamada “ciudad del queso”: Alkmaar.
Elegimos el viernes precisamente porque este día es cuando se celebra la feria del queso, que es desde las 11am hasta las 13am. Dado que hay bastante afluencia os recomiendo llegar con tiempo suficiente a la ciudad para poder aparcar, si bien podréis encontrar varios parkings antes de entrar a la zona antigua de Alkmaar.
Gran cantidad de público visita Alkmaar, para disfrutar de la feria del queso. Foto: Marcos Beltrán. (Pulsar para ver original)

Aprovechad para acercaros a los puestos donde podréis degustar los distintos tipos de quesos que se hacen, no sólo de la región sino de todo el país. Puedes obtener más información en la página web kaasmarkt.nl, también en español.

Y como no sólo de queso vive el hombre aprovechamos el día para conocer esta bella ciudad, adentrándonos por sus calles y canales que nos recordaban tanto a la capital aunque en esta ocasión los edificios tenían una mayor caracterización y ambiente de época antigua.
En Alkmaar, también nos encontramos con bellos canales como el canal Luttik Oudorp. Foto: Marcos Beltrán. (Pulsar para ver original)

Podéis aprovechar para sacaros la típica foto con las figuras de porcelana holandesas, en la parte posterior de la plaza principal. Aquí un ejemplo con esta graciosa estatua de bronce ... algunos casi no llegaban.
Alkmaar, Cruce entre Houtill y Waagplein. Foto: Marcos Beltrán. (Pulsar para ampliar)

Paseando descubrimos la antigua catedral católica de Alkmaar, hoy protestante, y ha sido transformada como centro de unión del pueblo. Como es habitual en este rito y cultura, dentro podemos tomar desde una cerveza en su cafetería hasta ver obras de arte moderno, escuchar los coros de gospel, así como disfrutar de actividades de manualidades para los más pequeños.

Tienes también la posibilidad de ver desde arriba una excelente panorámica de la ciudad, lo cual te aconsejo. Si eso es. Subimos por unas escaleras metálicas hasta el techo de la catedral para contemplar no sólo los frescos en la madera de los techos, sino también para disfrutar de unas vistas únicas de la ciudad. Y el ejemplo está en las fotos.
Puedes obtener más información en su página web https://grotekerk-alkmaar.nl/
Vistas de la ciudad de Alkmaart desde la torre de la catedral. Foto Marcos Beltrán. (Pulsar para ampliar)
Interior de Alkmaar, Grote Kerk. Foto: Marcos Beltrán. (Pulsar para ampliar)

Nuestro paseo por la ciudad nos llevó a callejear y encontrar una pequeña tienda en Kelelstraat, 8 que parecía de cuento, algo así como una casita de cuentos con dulces. Por supuesto, no pudimos resistirnos.
Alkmaar, kelelstraat, 8. Foto: Marcos Beltrán. (Pulsar para ampliar)

Allí puedes disfrutar de un chocolate caliente y deliciosos mini-pancakes, así como comprar miles de caramelos o bombones de chocolate rellenos.

Continuamos con nuestra ruta. Día 5: Zaanse Schans.
Vista de los molinos en Zaanse Schans. Foto: Marcos Beltrán. Pulsar para ver original.

Al norte de la capital, a unos 20 minutos que podrás hacer tanto en coche como en bicicleta, se encuentra este barrio de Amsterdam, Zaamdam.
Allí podrás descubrir cómo se vivía en los siglos XVII y XVIII en esta región de Holanda visitando sus típicos molinos de viento, que durante la época supusieron una revolución industrial.

Si vas en coche, tienes un parking a la entrada justo al lado de donde se pueden comprar los tickets para poder entrar en las distintas cabañas, y ver los oficios de la época: curtidores, pescadores, herreros, teladores, relojeros, zapateros ... ¡y como no podrás entrar al interior de los grandes molinos!, en donde te explican el funcionamiento no solo con un vídeo explicativo, también puedes verlo en directo, ya que ataviados con la ropa de época usan el molino para obtener aceite, harina, ...
Telador. Foto: Marcos Beltrán. Pulsar y ver original.

Podéis también aprovechar para coger uno de los barcos que hace el recorrido por los canales e ir visitando los molinos con una visión desde el agua. Tener en cuenta que tenéis un 45% de descuento con la Zaanse Schans Card.
No os olvidéis al final del recorrido visitar el museo, en el edificio principal donde sacaste los tickets. Allí, tal cual podréis ver obras de Monet.
Exposición de Claude Monet. Foto: Marcos Beltrán. Pulsar y ver original.

En el mismo edifico también podréis acceder al Museo de la fábrica de galletas y chocolate, por si no os habíais dado cuenta durante todo el recorrido por la zona de los molinos ese olor a chocolate en el aire se desprende de una fábrica cercana. ¡Así es imposible resistirse!
Entrada al museo de chocolate. Foto: Marcos Beltrán.

Y aquí acaba nuestra visita a Holanda, un destino ideal para viajar con niños. El último día aprovechamos para pasar un día de relax en el resort, pasear con las bicis por la marina, ir a la playa y al parque acuático. En definitiva, también vacaciones.

Pero realmente hay otras muchas cosas que podéis hacer en vuestra visita a Holanda. Buscar la excursión en el Tren de época Hoorn, al norte del país, o en Amsterdam, nos quedó por ver el parque Oosterpark, donde los animales y los niños juegan. En fin, no hay problema Holanda. Seguro que te volveremos a ver pronto.
Espero que os haya gustado peques y ¡Saludos ciudadanos.! 😁

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

DEJAR UN COMENTARIO

Translate »