¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Rutas con encanto

La Sagrada Familia. Barcelona.

A- A+

“Un templo, la única cosa digna de representar el sentir de un pueblo, ya que la religión es lo más elevado del hombre”.

“La originalidad no debe buscarse, pues entonces es extravagancia”.

Antonio Gaudí.

Texto y fotos por ©José Manuel Beltrán.

Un fatal accidente de tranvía, el de la línea 30, acabó con la vida del ya afamado arquitecto e hijo de un humilde calderero, el 7 de junio de 1.926. Antonio Gaudí, quien con su gran imaginación era capaz de recopilar mentalmente sus proyectos sin necesidad expresa de dibujarlos en planos, fallecía tres días después en el Hospital de la Santa Creu de Barcelona.
El “inventor” de las líneas curvas aplicadas a la arquitectura, aquel que decía que “el arquitecto es el hombre sintético, el que es capaz de ver las cosas en conjunto antes de que estén hechas”, está considerado como un genio y gran revolucionario de la arquitectura moderna. El denominado Templo Expiatorio de La Sagrada Familia, en Barcelona, es su obra más destacada, aún inconclusa, y a la que dedicó todos sus esfuerzos en los últimos años de su vida viviendo, incluso, dentro del templo durante este tiempo.

Sus restos, a título de homenaje póstumo, reposan en la Capilla del Carmen en el interior de la cripta del templo, curiosamente una de las partes, en estilo neogótico,  que ni fue diseñada ni construida por Gaudí.
Efectivamente, después de que en 1.881 la Asociación de Devotos de San José, y gracias a varios donativos, compró la parcela de más de 12.000 m2 donde se ubicaría el templo; el 19 de marzo de 1.882, día de San José, y a partir del proyecto del arquitecto Francisco de Paula, se inician las obras de construcción que comienzan por la cripta.

Rápidamente interviene Gaudí, a finales de 1.883, a quien se encarga la continuación de las obras que Francisco de Paula abandonó por discrepancias con los promotores.
La consideración de Templo Expiatorio, es decir la financiación de la construcción en base a las aportaciones de fieles y donantes, sigue retrasando su finalización aunque realizada siempre fielmente acorde a la idea original de Gaudí. "La obra de la Sagrada Familia va lentamente, porque mi Cliente no tiene prisa.", solía comentar el autor.

Es así, que la única construcción realizado por él es el ábside y la maravillosa, por bella, Fachada del Nacimiento donde la escultura, la representación de la naturaleza y las alegorías al nacimiento del Mesías son su principal exponente.
El maestro era muy consciente que, dada la inmensidad de la obra y para la que preparó tres proyectos totalmente diferentes, todos ellos complicados para la época y claramente innovadores, no llegaría a ver su final y, sobre todo, al estilo de la construcción de las grandes catedrales góticas ésta se realizaría por generaciones posteriores. Terminó una parte del claustro, la Capilla del Rosario y dejó finalizada también una columna inclinada en la nave principal.
 
Han pasado más de 132 años y las obras continúan; expandiéndose como un árbol de gran ramaje situado en medio de un bosque.
"Quiere saber donde encontré mi modelo?. Un árbol crece hacia arriba, aguanta sus ramas y éstas, sucesivamente, sus ramitas y éstas, a su vez, las hojas. Y cada parte individual ha estado creciendo armoniosamente, magníficamente, después de que Dios, el artista, lo crease". 
El proyecto continúa a pesar que en la pasada Guerra Civil se quemaron buena parte de los dibujos y planos del proyecto; aún así, otros quedaron a salvo.

Las torres siguen su evolución, hasta un total de dieciocho: una para cada uno de los Apóstoles; otra dedicada a la Virgen; cuatro para los Evangelistas y, la más alta -que debe ser de 170 metros de altura- dedicada a Jesucristo.
"La obra humana no puede superar a la Divina, por eso la Sagrada Familia tendrá 170 metros de altura, 3 menos que la montaña de Montjuïc".
Son muchas las visitas que se producen al templo. Las colas rodean el edificio donde es fácil apreciar la variedad lingüística de los visitantes, aún a pesar del elevado precio de la entrada. La subida a cualquiera de las cuatro torres, se hará en ascensor: 4,50€, y es individual de la entrada al templo: 14,80€.

Aún así, para una mejor actualización de la información en este enlace tenéis más información sobre este apartado. Sin embargo, a pesar de la sensación de frío en el interior, la visita -sin lugar a dudas- merece la pena.
Ahh, no podía caer en el olvido la iluminación exterior del templo, así como la de la Fachada del Nacimiento y de La Pasión. Son espectaculares, al igual que el atardecer contemplado desde lo alto de las torres y es que, la Sagrada Familia, no puede dejar de sorprendernos.

Ya lo decía Gaudí: "Ustedes han estudiado y se sorprenden de no entender lo que hago; y es que yo, que también he estudiado, aún estudio y trabajo sin parar".

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • malu2 escribió

    febrero 18, 2014

    Que te voy a decir yo, que tengo La Sagrada Familia cerca, es una maravilla!! y te doy la razón, la entrada carísima y por si fuese poco el ascensor también hay que pagarlo!
    pero vale la pena!
    Saludos!!

    Responder
  • Nuria Gonzalez escribió

    febrero 19, 2014

    Despues de muchos intentos, for fin hemos entrado. Precioso, muy caro, pero que le vamos a hacer… mereció la pena. Has mimado en este articulo La Sagrada Familia. Me ha gustado mucho. Besitos mi ciudadano viajero.

    Responder
  • Anónimo escribió

    febrero 22, 2014

    Una recomendación para evitarse las colas, comprar las entradas por internet.

    Jaime Aleu

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    febrero 22, 2014

    Hola malu2,
    Gracias por tu comentario y aportación. ¡Por supuesto que vale la pena!.

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    febrero 22, 2014

    Hola, Nuria González…
    Gracias, ciudadana favorita… Ejem.., por si algunos no lo saben esta ciudadana favorita es mi mujer pero ¡ojo! no tiene ningún privilegio sobre los artículos; es decir, los lee en el mismo momento que ustedes, resto de ciudadanos: cuando se publican.
    Me alegro que te haya gustado el texto.

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    febrero 22, 2014

    Hola anónimo (Jaime Aleu),
    Efectivamente, para todos aquellos que quieran ser previsores, tomar nota de la excelente recomendación de Jaime que, por cierto, se me ha olvidado comentar. Gracias, ciudadano viajero…

    Responder
  • Maria / Lugaresquevisitar escribió

    marzo 16, 2014

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    Responder

DEJAR UN COMENTARIO

Translate »