¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Tarifa

Tarifa, el paraíso del surf … y algo más.

A- A+

Con África a la vista, extendiendo la mano izquierda para acariciar el Mediterráneo y la derecha para sentir la fuerza del Atlántico, Tarifa es el punto más meridional de la Península Ibérica y, por tanto, del continente europeo.

Entre dos grandes aguas, el Atlántico y el Mediterráneo, se puede hacer elección de la playa a visitar dependiendo del viento, de levante o de poniente. Es así como se considera a Tarifa, el paraíso del surf.

 

Texto y fotos: ©José Manuel Beltrán.

Foto de portada cedida por J.Miguel Lima

 

La ciudad se encuentra situada en la parte más angosta del Estrecho de Gibraltar, a una distancia máxima de 14 Km de la costa marroquí. Formando parte de la provincia de Cádiz ocupa la parte más occidental de la comarca del Campo de Gibraltar en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Aún cuando su temperatura media es de 17 grados hay algo que es característico de la ciudad, y eso son sus vientos. El levante, viento fuerte que permanece anclado en esta parte del Estrecho, y el poniente, húmedo y fresco que permite en verano rebajar considerablemente las temperaturas. Solo es en invierno cuando viene acompañado de más lluvias y consecuentemente humedad. Es por esta característica esencial de la ciudad, y me refiero al viento, por lo que se considera a Tarifa, el paraíso del surf.

Tarifa, paraíso del surf

Panorámica aérea de Tarifa, paraíso del surf, con la Isla de Las Palomas y la playa de los Lances.


En el siglo XVI se creía que Tarifa era la antigua Carteya de Tartessos, aunque a esa creencia se oponía Ambrosio de Morales, el cronista real, quien afirmaba que, puesto que Tarifa “es playa descubierta, sin tener puerto ni manera dello”, seguramente no pudo ser el sitio de Carteya. Morales estaba en lo cierto. Tarifa fue en origen una colonia fenicia que más tarde fue ocupada por los romanos. Su nombre derivaba de Tarif ben Malik, jefe de la fuerza expedicionaria que invadió España en 711 d.C. La villa fue después conquistada en 1.292 por el rey Sancho IV de Castilla, aunque dos años después tuvo que ser defendida de un feroz ataque árabe por Alonso Pérez de Guzmán “el Bueno”, que después se convertiría en el mayor héroe de la larga historia de Tarifa.

La falta de desarrollo comercial no resta atractivo a la espectacular situación de Tarifa ofreciendo un panorama que abarca hasta el norte de África, al otro lado del estrecho, y hacia el noroeste, con la dilatada extensión de playa, que llega hasta las ruinas de la antigua ciudad de Baelo Claudia (Bolonia) y al Cabo de la Plata.
La Puerta de Jerez, la entrada a la ciudad a través de sus murallas.

Tarifa y su casco urbano.

Con una población estimada de unos 18.000 habitantes (censo de 2016), a los que hay que añadir otro buen número de población flotante, el casco urbano de Tarifa conserva las peculiaridades de un pequeño pueblo con sus calles estrechas y, en algunos casos, empinadas.

Buena parte de la ciudad se encuentra todavía rodeada de sus murallas dónde se abrían las puertas del Retiro y de Jerez, conservándose hoy en día solo esta última.

Murallas - Tarifa - En sus orígenes las Murallas de Tarifa rodeaban todo el casco antiguo de la población, sirviendo de protección. Después de una gran proceso de restauración, gran parte de las murallas se encuentran en buen estado y son consideradas uno de los principales monumentos de la Ciudad. Enla actualidad sólo se conserva una de sus puertas, la Puerta de Jerez, localizada al norte del casco antiguo y formada por tres arcos sucesivos. 

Tras traspasar la Puerta de Jerez, dos angostas calles nos llevan en pendiente hasta la calle Sancho IV el Bravo, popularmente llamada de La Calzada, lugar de paseo y esparcimiento de los ciudadanos tarifeños desde mucho tiempo. Allí, a nuestra izquierda, divisaremos la Iglesia de San Mateo, levantada en pleno centro del casco antiguo.
 
El Castillo de Tarifa o de Guzmán el Bueno, desde su atalaya en la parte sur de la ciudad, se encuentra paralelo a la línea de costa en la misma separación del Mediterráneo con el Atlántico. Su ocupación humana data de la época fenicio-púnica siendo su configuración y trazado actual el mismo que ordenó el Califa de Córdoba, Abderramán III, levantar en el año 960. Hasta 1.292 el castillo estaba controlado por los musulmanes pero los castellanos planearon su conquista por medio de un cerco que dio como resultado la capitulación y la entrega de la plaza, firmada el 10 de octubre del mismo año. Dos años más tarde un contraataque y nuevo cerco del castillo contra las fuerzas cristianas dio como resultado la heroica gesta del alcaide, Alonso Pérez de Guzmán, quién prefirió sacrificar a su hijo antes de entregar la plaza a los invasores.

Nuestra ruta turística por lo más interesante de Tarifa.

Hemos elegido como punto de entrada a la ciudad, la emblemática Puerta de Jerez, uno de los monumentos más importantes de la ciudad y que hoy en día sigue cumpliendo su función. Fue tras la conquista cristiana cuando se ampliaron las murallas y se abrió esta importante puerta.
En su parte superior se encuentra el escudo de la ciudad acompañado de una leyenda en recuerdo a la toma de la ciudad, en 1.292, por Sancho IV "el Bravo". En el año 2.000, con ocasión de su restauración, se incorporó un espacio para colocar el cuadro "El Cristo de los Vientos", cuyo autor es un artista tarifeño, Guillermo Pérez Villalba.
Plano para nuestro recorrido por la ciudad. Pulsa para ampliar.

Sin embargo, y no te preocupes porque tendrás muchas más ocasiones, continuaremos el paseo sin tomar esta entrada. Nos dirigiremos hacia la derecha, atravesando un pequeño parque infantil, bajando sus escaleras y dejando el teatro a nuestra izquierda, al inicio de lo que los tarifemos denominan la Alameda. Es aquí donde se ubica la Oficina de Turismo (número 2 en nuestro plano), y en esta misma plaza, un busto de Juan Luis Muñoz Alonso, conocido popularmente como "el sabio de Tarifa", personaje que se hizo muy popular gracias a las intervenciones en los programas de Jesús Quintero, como "El vagamundo" o "los ratones coloraos". En este mismo punto (señalado con el número 3), es decir en el solar que hoy ocupa la Oficina de Turismo, antes antigua biblioteca municipal, se encontraba la ermita dedicada a la Virgen del Sol, patrona de los marineros.

A nuestra izquierda, atravesando un arco de las murallas, hacemos ya entrada el en Casco Antiguo de la ciudad. Nuestro próximo destino (número 4) es el Mercado de Abastos. Viene funcionando como tal desde 1.928, aunque antes, dado que data de 1.536, funcionaba como convento. Lo fue de la Santísima Trinidad de los trinitarios descalzos, orden religiosa que tenía como principal misión la de rescatar cautivos apresados por los piratas berberiscos.
Aunque pequeño, sin duda el mercado, como ocurre en todas las ciudades, es un punto estratégico para tomarle el pulso a la ciudad.
Imagen del imponente Castillo de Guzmán el Bueno, símbolo y héroe de la ciudad.
RUTA TURÍSTICA Casco Antiguo - Tarifa - El Casco Antiguo de Tarifa está formado por calles estrechas y casas blancas con sus típicos balcones llenos de flores. En su interior se encuentran los monumentos más importantes de la población entre los que merecen especial mención el Castillo de Guzmán el Bueno y las iglesias de Santa María, San Francisco y San Mateo. Además es una de las zonas más concurridas por los visitantes de Tarifa, al contar con numerosos bares cosmopolitas con un gran ambiente a lo largo de todo el año, en su mayoría amantes del Windsurf. 

Castillo de Tarifa o de Guzmán el Bueno - Tarifa - El Castillo de Tarifa o de Guzmán el Bueno es el monumento más representativo de la localidad. Se encuentra situado sobre un promontorio cerca de la costa, en la parte sur de la ciudad, lugar estratégico de la ruta entre África y Europa. Fue mandado construir por el Califa Abderraman III a mediados del siglo X, sobre las ruinas de un antiguo poblamiento romano, que posteriormente fue ocupado por los cristianos. A finales del siglo XIII, año 1295, tuvo lugar la heroica gesta de Guzmán el Bueno, de ahí su nombre, que al no entregar la ciudad a los musulmanes tuvo que observar la muerte de su hijo desde el castillo. Destaca la Torre de Guzmán de planta octogonal.
Una de las estatuas de Guzmán el Bueno,al final de la Alameda.

Ayuntamiento - Tarifa - El Ayuntamiento de Tarifa se encuentra situado en la Plaza de Santa María, conocida popularmente como Plaza de la Ranita. En sus alrededores destacan la Iglesia de Santa María y el Museo Municipal.
 
Iglesia de Santa María - Tarifa - La Iglesia de Santa María fue levantada a finales del siglo XIII sobre una antigua mezquita islámica. Se encuentra situada en la zona más vieja de la Ciudad, Plaza de Santa María, junto al Ayuntamiento y cerca del Castillo de Guzmán el Bueno, lugar conocido como la Alcazaba. Es uno de los edificios religiosos más antiguos de la población y su planta rectangular se divide en tres naves, siendo la central más ancha que las laterales. Merece especial mención la portada neoclásica de su fachada principal.
Museo Municipal - Tarifa - El Museo Municipal de Tarifa se localiza en la Plazade Santa María, en el interior de un antiguo edificio de planta rectangular y dos pisos, cubierto por tejado a cuatro aguas. En su interior se exponen numerosas colecciones divididas en cuatro secciones claramente diferenciadas geografía, historia, etnografía y arqueología, que nos muestran gran parte de la riqueza de toda la zona.

Iglesia de San Francisco - Tarifa - La Iglesia de San Francisco fue levantada a comienzos del siglo XVI y reconstruida posteriormente a finales del siglo XVIII. Se localiza en la calle de San Francisco, al oeste del casco antiguo de la población. En su interior se venera la imagen del Cristo del Desconsuelo, obra del siglo XV.
  Iglesia de Santiago - Tarifa - La Iglesia de Santiago se encuentra situada en el Barrio de Jesús o Aljaranda. Fue levantada en el siglo XIV, sobre los restos de una antigua mezquita. Es un templo de planta rectangular con una sola nave.
  Iglesia de San Mateo - Tarifa - La Iglesia de San Mateo fue levantada a principios del siglo XVI en el centro del casco antiguo de Tarifa. Fue reconstruida a lo largo de los siglos XVIII y XIX. En una de sus fachadas, concretamente en el fachada del Evangelio, destaca la Puerta del Perdón.
Tarifa, paraíso del surf, en cualquiera de sus modalidades.

Isla de las Palomas - Tarifa - La Isla de las Palomas es un pequeño islote unido a la población por un espigón artificial situado en las inmediaciones del puerto. Es una de las imágenes más representativas de Tarifa.
  Ruínas de Baelo Claudia Las Ruinas de Baelo Claudia, antigua ciudad romana del siglo II a.C., se localizan en la Ensenada de Bolonia, entre Punta Palomas y Punta Camarinal, a orillas de la Playa de Bolonia. Se conservan restos de templos, foros, termas y un teatro romano, elementos más representativos de una ciudad romana.
  Santuario de la Virgen de la Luz El Santuario de la Virgen de la Luz, patrona de la población desde mediados del siglo XVIII, se encuentra situado a ocho kilómetros de Tarifa. Fue levantado en el siglo XVI y es un templo con planta de cruz latina formada por tres naves y una capilla mayor, en el interior de la cual se guarda la bella imagen de la Virgen de la Luz, muy adorada por los habitantes de Tarifa. Sus fiesta se celebra en septiembre con una popular romería y una procesión en la que es llevada la Virgen desde el Santuario hasta la Ciudad, acompañada por cientos de jinetes a caballo.

Torres Vigías Todo el Ayuntamiento de Tarifa se encuentra salpicado de diferentes torres de vigilancia levantadas para la defensa de la costa y de todo el territorio de los continuos ataques piratas. Se dividen en dos grupos claramente diferenciados, las torres vigías interiores, destacando la Torredel Rayo y la Torregrosa, y las torres vigías de la costa, entre las que se encuentran la Torre de la Isla de las Palomas y la Torre de la Roca del Ciervo, conocida como Torre de la Peña.
 

Parque Natural Los Alcornocales El Parque Natural Los Alcornocales, una de las áreas protegidas más importantes de Andalucía, se extiende desde Ubrique hasta Tarifa y es considerado la masa forestal de alcornoques más extensa del mundo, con más de 170.000 hectáreas, y mejor conservada de toda la Península Ibérica. Posee un gran valor ornitológico y arqueológico, como así lo atestiguan las numerosas especies de aves que habitan en todo el parque, paraíso para las aves rapaces, y las cuevas y dólmenes pertenecientes al Paleolítico y Neolítico localizadas en la zona. También los mamíferos como los zorros, jabalís, nutrias, ciervos, gato montés, etc, conviven en toda la zona y es el lugar donde habita la mayor colonia de meloncillos de España.
 
Reserva Natural Ornitológica de Los Lances se sitúa en la Playa de Los Lances formando un complejo de playas, dunas, marismas y pinares. Es un zona protegida por su alto valor ecológico, lugar donde descansan, cuando las condiciones meteorológicas son adversas, numerosas especies de aves migratorias antes de cruzar el Estrecho de Gibraltar. También se pueden observar gaviotas, águilas, halcones, entre otras especies, que encuentran en la toda la reserva un lugar ideal para anidar y descansar. Es uno de los principales observatorios de aves de Europa.   
Atardecer en Tarifa. Cada día diferente.

Nos despertamos y vamos a desayunar.
 
Es curiosa la tradición de desayunos de Tarifa y que debe entenderse teniendo en cuenta a las horas en que se levanta la “troupe” windsurfista, casi, casi más a la hora de comer que de desayunar. 
El famoso "Café Azul" al que dedicamos un artículo; el “Ketir", donde te servirán desayunos al estilo europeo, frutas, crepes, batidos... En el "Yoly" pide una especialidad: la típica "molleta", que consiste en pan con tomate y jamón. En el hotel "Misiana", en el centro, dicen que hacen unos buenos desayunos, como también en el "Hurricane". 
Sugerencia exótica: a las 11 de la mañana abre el "Berebar", cuya terraza acristalada sirve tanto para un buen desayuno como, para la tarde, ver la puesta de sol con un buen té o una copa entre las manos, mientras Rashid toca su tambores. 
Tablas y surferos preparados para ir al agua.

Nos vamos a la playa ¿cuál elegimos?
Las Playas de Tarifa son playas de arena fina y dorada, con aguas cristalinas y poco profundas, ideales para la práctica de todo tipo de deportes náuticos.
Son conocidas en todo el mundo por sus buenas condiciones para la práctica del Windsurf y el Kitesurf, gracias al fuerte viento que azota siempre el Estrecho de Gibraltar, y en ellas se celebran numerosas competiciones a nivel internacional con gran afluencia de los amantes de estos deportes.
Playa de Atlanterra o Zahara de los Atunes. Es la continuación de la Playa de Zahara de los Atunes, y también conocida con este nombre, que toma el nombre de una urbanización cercana de casas unifamiliares en el Cabo de la Plata y que dispone de todos los servicios.
  Playa de los Alemanes. Playa de carácter semiurbana, de arena fina y dorada, con un grado medio de ocupación, que se extiende desde el Cabo de la Plata al Cabo de Gracia.
  Playa del Cañuelo. La Playa del Cañuelo es una playa con un entorno en estado natural, con vegetación excelsa, arena fina, aguas cristalinas y a la que se llega desde el Faro de Camarinal.
    Playa de Bolonia. Esta playa salvaje de arena blanca esta considerada como el paraíso del Wind-Surf por el fuerte viento que reina. En ella puede practicarse el nudismo en una de sus zonas. 
    Playa de Valdevaqueros.Playa rústica, muy grande, limpia y de aguas azules donde sopla un viento excelente para la práctica del Wind-Surf.
    Playa de los Lances Norte. Esta playa posee las mejores condiciones para la práctica del Wind-Surf, además de todos los equipamientos necesarios, incluyendo varios clubs de este deporte. 
  Playa de los Lances Sur. Playa excelente para la práctica del Wind-Surf debido a sus condiciones del viento reinante y a sus equipamientos y variedad de servicios.
    Playa Chica. Pequeña playa ubicada entre el puerto y la Isla de Tarifa con bonitas vistas aunque con no demasiado encanto para disfrutar de un baño dado el lugar en el que se encuentra y el viento reinante en la zona.
 

¿Dónde comer?. ¿Dónde cenar? Un repaso a la restauración tarifeña.
 
Si es Semana Santa o pleno mes de agosto, te encontrarás todos los restaurantes abarrotados, entonces tienes que salir del centro de Tarifa. Dos sugerencias para que no hagas el novato cuando todo esté lleno: el restaurante-terraza, genuino del norte de Tailandia "Lannathai", cerca de la playa de Los Caños (al lado del también recomendable mexicano "Lupita"), si te atreves a arriesgarte, comerás muy bien y por muy buen precio. Otro desconocido, el comedor del Hotel "La Mirada", con unos pescados y unas carnes personalmente escogidas y donde Salvador o Antonio, si se lo pides, te pondrán música chill-out y te mirarán en Internet el parte de viento para el día siguiente. 

Y, si estamos fuera de Tarifa, ¿qué tal una "venta"?. La "Venta El Tito", a pesar de su austero exterior, siempre está llena. No es casualidad su autodenominación, "restaurante jardín", con sus candelabros que alumbran íntimamente y sus detalles culinarios refinados, que merecen la reserva anticipada. Además, "El Pozuelo", "El Levante" y "El Rancho" son algunas de las muchas ventas que puedes encontrar en los alrededores de Tarifa y donde comer buena carne sin pasarte de precio. Puedes investigar por tu cuenta.

Tienes que pensar en un buen sitio para cenar, es decir, un sitio de los de rascarte un poco la cartera. Pero, no te preocupes, ¡vas a triunfar! Para cenas elegantes y en buen sitio tenemos para empezar los restaurantes de los hoteles de la bahía: el del "Hurricane" y el del "Dos Mares", por ejemplo, cumplen perfectamente estos requisitos y están especialmente indicados para impresionar y agradar a nuestros acompañantes. Pero el más sorprendente, el más conocido por los veteranos tarifeños, es el "Mesón Juan Luis", en el centro mismo del pueblo, verdadero templo de la comida a lo bestia. No te darán carta. Directamente te irán sirviendo platos y platos, hasta "jartarte" de jamón, ensaladas ilustradas, huevos estrellados, pastel de lomo, carnes, etc, todo por unos 25 euros de nada.

La opción del embutido y el vinito es también muy válida por esas zonas: En "La Casa Amarilla" -delante del "Café Central"- sirven unas raciones de jamón ibérico y un embutido auténtico que te solucionará perfectamente una cena. Para arroces y pescados busca en la Alameda "La Pescadería", con un pequeño comedor de estilo modernillo y precios muy ajustados, o "Casa Mala", especializado sobre todo en arroces. Para tapas acércate a la zona de debajo del Ayuntamiento, "El Pasillo", "Los Melli" y alguna más por esa zona o por la del puerto ("Txikito") te resolverán la papeleta cuando el dinero escasee...

La noche tarifeña.
 
En este tema la gente es más reacia a explicarte secretos. Yo no voy a ser menos así que te dejo para que los descubras tú mismo. Solo unas pequeñas pistas. Dirígete a la parte vieja y empieza en el Café Central, luego recorre la Calzada y llega hasta la Alameda para continuar por todas las callejuelas de la parte vieja.     
Si no has estado nunca en Tarifa no te lo vas a creer. Infinidad de bares y pubs, unos con ambiente y videos surferos, otros con ambiente de salsa, flamenco, bares con chupitos, copas, cervezas.... Los míticos La Ruina o el Soul Café te esperan, aunque la lista es interminable y se amplia día a día. Lo mismo ocurre con las discotecas, como las que se montan en verano en las playas resguardados en una jaima. 

¿Y dónde dormimos? Hasta siete camping encontrarás en la larga playa de Tarifa, todos ellos muy cerca del mar. Pero tienes que saber que no es posible reservar con antelación y en temporada alta están a tope. Así que, o te traes la caravana o te tendrás que gastar más dinero en otras soluciones. En Internet encontrarás todo tipo de casas rurales y apartamentos para alquilar con fotos incluidas y precios. Yo desde aquí te recomiendo especialmente que te pongas en contacto con TarifaCasas. Allí, Carlos o Beatriz te atenderán con extrema amabilidad y, seguro, que buscarán la solución a cualquier cosa que les propongas. Son gente de Tarifa, de toda la vida y su seriedad está garantizada.

Ahora solo queda disfrutar de Tarifa. Aquí te he querido echar una mano pero el resto, ciudadanos, lo tenéis que poner vosotros de vuestra parte.

Otros artículos relacionados.

1.- Un desayuno con encanto. El Café Azul.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • Nuria Gonzalez escribió

    junio 27, 2010

    Una ciudad conocida por pocos y frecuentada por muchos sobre todo jóvenes. La verdad es que me sorprende la cantidad de datos que aportas para el deleite de un enclave que en su día supo defender su independencia.
    Con tu permiso yo añadiría las maravillosas vistas que acompañan el corto trayecto de Algeciras a Tarifa por una carretera no exenta de curvas pero que de este modo invita, si el tiempo lo permite, a presenciar un paisaje único tal vez único en el mundo.
    Has hecho un post estupendo y muy bien documentado.
    Besitos ciudadano del mundo

    Responder
  • Anónimo escribió

    julio 12, 2010

    Estupenda reseña, amplia y con gran lujo de detalles.

    Está claro que quien quiera visitar Tarifa tiene una estupenda guia de viaje. Enhorabuena por ese "curre".
    Un abrazo,

    Responder
  • Sito escribió

    julio 25, 2010

    excelente post, yo estuve en tarifa una semana hace dos veranos y fue una experiencia inolvidable. estuve en varias playas, y destaco la de Bolonia, qué maravilla!!!! tengo unas fotos que conservo como oro en paño, preciosas. me encantó el ambiente del pueblo, con una curiosa mezcla de culturas y nacionalidades pero con muy buen rollo. Recuerdo un local regentado por un checo encantador y donde trabajaba una catalana que era majísima, ambos nos hicieron pasar una noche muy agradable. Estuve hospedado en un apartamento del hotel Dos Mares, con la playa pegada a la puerta de la terraza, una maravilla y tuvimos poniente moderado muy agradable porque si no el calor sería insorportable. Recuerdo que me pusé más moreno que nunca y que a pesar de ser de piel oscura y echarme protección pelé toda una capa de piel de tanta buena vida y tantas horas entretenido en la playa con los kitesurferos.

    Responder
Translate »