¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
SINGAPUR

Comer en el Hawker de Lau Pa Sat, el más popular de Singapur.

A- A+

Comer en el viejo mercado, ese es el significado de Lau Pa Sat, es algo obligado para conocer la atmósfera del  Hawker más popular de Singapur, en el mismo corazón del Business District o Centro Financiero de la ciudad.

 

Texto y fotos por ©José Manuel Beltrán.

 

En una ciudad como Singapur, con tan alto standard de vida, que es lo mismo que decir cara, tener la posibilidad de degustar comida local en pleno Centro Financiero de la ciudad a unos precios más que económicos es realmente sorprendente. Es la hora de la comida, por estos lares a partir de las 12,30, o incluso antes. Una invasión pacífica y educada de multitud de empleados del sinfín de oficinas que existen en el Distrito Financiero de Singapur, la mayor parte de ellos elegantemente vestidos, hacen sus colas para comer en el Hawker de Lau Pa Sat (mercado antiguo), y también conocido como Telok Ayer Market por los residentes más ancianos.

Llevo ya varios días en Singapur y no dejo de sorprenderme de alto nivel de educación de su población. Y esa sorpresa realmente no es otra cosa que envidia. Sí, envidia, podemos decir de esa, de la sana; pero en definitiva es envidia. Y eso también me ocurre cuando mi estómago empieza a ponerse nervioso; a expresar ciertas quejas, que tengo que reconocer que se desarrollan de menos a más, cuando llega la hora de la comida. Y aquí de nuevo, al quererme mezclar con los locales para embutirme en la cruda realidad, se aplica la elemental educación es lo que es el respeto a una cola para solicitar tu comida y, antes o después de ello, en la búsqueda de un espacio en una mesa donde disfrutar de lo comprado. Pero ¡no puedo más!, tengo hambre y esta vez sin que sea necesario utilizar la Singapore Tourist Pass, que ya te explicábamos en este artículo como funciona, nos vamos a comer en el Hawker de Lau Pa Sat.

Comer en el Hawker de Lau Pa Sat. Entrada

El edificio victoriano parece quedar empequeñecido con los rascacielos del Distrito Financiero.

La diferencia entre un "Hawker centre" y un "Food Court".

En Singapur es muy normal y frecuente comer fuera de casa. Es así que hay una muy variada y extensa oferta de buena comida, tantas como etnias cohabitan en esta gran metrópoli, y además a unos precios más que razonables. Como añadido he de decirte que aquí si se da verdadera importancia a la comida y menos al escaparate o adorno de lo auxiliar. Y cuando me refiero a lo auxiliar puede ser el mismo local, una silla, un plato o unos cubiertos de plástico o la misma presentación de la comida. Aquí, hasta los establecimientos de mayor solera sirven menús económicos para almorzar.
Los ventiladores de techo característicos en los Hawkers hacen más agradable la comida.

Pero, vayamos a la diferencia entre un "Hawker" y un "Food Court". En tiempos pasados, que no muy lejanos, los vendedores de alimentos como es muy común en todo Asia se asentaban en un lugar o incluso recorrían las calles ofreciendo su mercancía, la comida, y además de viva voz. Buscando un primer objetivo principal, como es el tema del control e higiene de la alimentación, se crean unos espacios más amplios, donde se instalan los diferentes puestos de comidas y bebidas con unos alquileres accesibles y en un ambiente específico. Si a lo anterior le unimos que junto a esos puestos existen un buen número de mesas y sillas de todos los tipos, de uso totalmente libre, y que de esta forma hemos acabado con los vendedores ambulantes, entonces ya tenemos lo que es un Hawker. ¡Ahh, se me olvidaba algo fundamental en esta comparación con los food courts! En los Hawkers no suele haber instalaciones de aire acondicionado.
Fundamentalmente empleados de las oficinas del Distrito Financiero ocupan las mesas a la hora de la comida

Y entonces ¿qué los diferencia de los Food Court?
Bueno, ya te he indicado una gran diferencia: la climatización. Mientras que los Hawkers son instalaciones, digamos más destartaladas, más antiguas y a veces con ventiladores que cuelgan de los techos y donde por lo general tu mismo debes servirte la comida; en los Food Courts, al encontrarse muchos de ellos en los interiores de grandes almacenes o en edificios asociados a alguna atracción turística o comercial, nos encontramos con espacios más elegantes y mejor acondicionados. Algunos inclusive albergan áreas gourmet. Claro que, hay otra diferencia esencial y esta no es otra que el precio, obviamente mucho más caro en el Food Court, aunque también es una opción económica para comer en Singapur.
Uno de los puestos de Lau Pa Sat

Dejarse caer por el Hawker de Lau Pa Sat, en pleno centro financiero.

En el cruce de Robinson Road con Boon Tat Street, o también de Cross Street con Raffles Quay, con la estación de metro de Raffles Place cercana, se encuentra una antigua estructura victoriana, toda ella de hierro forjado y traída desde Escocia en 1.894, y donde destaca como elemento clásico su Torre del Reloj. La zona de Raffles Quay alberga el corazón del Distrito Financiero de Singapur, tan pegado a Chinatown que están uno junto al otro, aunque representando conceptos muy distintos de la ciudad.
Un precioso cartel nos da la bienvenida al Festival Market de Pa Sat

Lau Pa Sat, otro legado de Sir Stamford Raffles y George Coleman.

El Mercado de Telok Ayer, fue el primer mercado de pescado de Singapur y así es como es reconocido por los más viejos. Como un buen número de edificaciones y espacios abiertos debe su creación a Sir Stamford Raffles, considerado el fundador del Singapur moderno. Si bien la edificación inicial se realiza en 1.822, con el paso de los tiempos ésta ha tenido diversas variaciones. El arquitecto George Coleman, a quien Raffles encomendó muchos de los nuevos proyectos sobre Singapur, le dio en 1.838 su actual forma octogonal. Otra importante transformación, tal y como mencionábamos antes, ocurrió en 1.894. Traída desde Escocia, el ingeniero del ayuntamiento James MacRitchie diseñó y dirigió el revestimiento de hierro fundido de la estructura, proporcionándole el peculiar aspecto que aún mantiene hoy en día. Estos mismos elementos de hierro fundido también los podemos admirar en la construcción del cercano Cavenag Bridge.

Curioso es también otro dato para darse cuenta del respeto que por aquí se tiene a la historia, a lo que es bello, a la tradición... en fin, no sigo en elogios pues se va a notar demasiado que esta ciudad que ha fascinado por completo.
Durante los trabajos de construcción del túnel de la línea de metro (MRT), y para evitar cualquier tipo de daño a la edificación consecuencia de las vibraciones, se desmanteló por completo el mercado. Finalizadas las obras, una esmerada y cuidadosa restauración ha dado pie a que Pau La Sat sea uno de los lugares favoritos de los singapurenses.
Imagen aérea de Lau Pa Sat donde se aprecia su forma octogonal. Imagen de Wikimedi Commons.

Ambiente durante 24 horas al día y una calle cerrada por la tarde.

Por mucho que te pueda parecer extraño en el Mercado Antiguo de Lau Pa Sat existe vida las 24 horas del día. Lógicamente, uno de esos momentos en el que este Hawker adquiere su mayor demanda es a la hora de la comida del gran número de oficinistas de la zona financiera. Cada una de las entradas/salidas del octógono, perfectamente numeradas para una mejor orientación, se pueblan de personas, primero, en busca de una mesa; después a la ordenada espera en cola para adquirir tu comida. Por cierto, que no te sorprenda ver como en una mesa se ha dejado un paquetito de pañuelos, tipo clinex. Esa es una señal que la mesa ha sido ya cogida por otra persona que estará en la cola. Por supuesto, aplícate el mismo respeto que ellos hacen. Nadie tocará ese paquete de pañuelos.
La limpieza e higiene en general de los establecimientos se encuentra controlada para dar más confianza al consumidor. A todos los puestos se les da una calificación, que varía según las condiciones higiénicas, desde las letras A a la D.
Esta calificación está expuesta en cada uno de los puestos, siendo la mejor calificación la A.
Ya instalados en tu mesa solo queda disfrutar de la típica comida singapurense

Dentro de las múltiples y variadas combinaciones de la comida asiática, todo es posible en Lau Pa Sat. Los puestos de bebidas se encuentran totalmente diferenciados de los de comida y, por cierto, si has cogido mesa recuerda su número y localización y, que sepas, que si solo sois dos personas es posible que tengas que compartirla.

Desde unos humildes fideos, tan finos que parecen cabello de ángel, hasta los más gordos y aplastados que se utilizan en el Char kway teow, acompañados de salsa dulce de soja y que es un clásico de la comida china. Platos exquisitos que van desde el marisco y arroz al tradicional y picante satay; a un pescado con curry del norte de la India, o al simple arroz con pollo; o a los tallarines de arroz preparados con camarones, salsa de coco o pasta de chile.
Pensé, pues yo no soporto el picante, que me iba a ser muy difícil comer en Lau Pa Sat. No fue así. Obviamente deseché muchos de los platos que se muestran (en su mayoría con su fotografía para que el cliente sepa que es lo que se le va a servir) pero existen más opciones que mi estómago aguantó perfectamente. Le dedicaré otro artículo específico a la comida típica de Singapur. Mientras, por si quieres llevar algo de deberes hechos, quédate con estos nombres de platos que son los más típicos:
- Fried Carrot Cake. Pastel frito de zanahorias.
- Rojak. Ensalada fresca al estilo asiático (frutas y verduras).
- Bak Kut Teh. Sopa con muchas especias, ajo y costillas de cerdo.
- Roti Prata. Especie de pan para untar en salsas y curries.
- Chicken Rice. Pues eso, el clásico arroz con pollo.
- Chilli Crab. Cangrejo al chili o cangrejo negro.
- Laksa. Fideos chinos de arroz con una salsa muy picante.
- Satay. Como si fuesen espetos de ternera, cordero, pollo o cerdo con salsa picante.
- Fish Head Curry. Son las cabezas de pescado, con bastante carne, y guisadas con una salsa de curry.
Teriyaki de pollo, arroz y verduras.

Son las siete de la tarde y se cierra Boon Tat Street.

Otro de los momentos más singulares de Lau Pa Sat se produce a partir de las 7 de la tarde. La aledaña calle de Boon Tat Street queda cortada para que se pueda cenar al aire libre. Es aquí cuando uno rememora más esa venta ambulante, esos puestos de comida callejeros tan clásicos de Asia. Sin tráfico, vendedores ofreciendo su producto alimenticio en sus carritos, música que hace que Lau Pa Sat se convierta en un Festival.

No es de extrañar que este conjunto haya sido declarado en 1.973 monumento nacional. Es verdad que el lugar ha cogido mucho renombre turístico pero, por suerte, todavía te verás en gran minoría disfrutando de esta experiencia que, en algún caso, te puede sorprender aún cuando te creas un exigente gourmet.
A partir de las 7 de la tarde Boon Tat St. se cierra para instalar puestos de comida.Fotografía de Dominica Lim .CNN Travel.

Quizás te sorprenda que todavía no haya mencionado los precios ¡verdad! Por lo general comer en Singapur no es que sea nada barato, sin embargo después de la experiencia del Hawker de Lau Pa Sat, te puedo decir que comer en Singapur es .... muy barato. Reviso los tickets guardados... y sí, no me equivoco. Elegí dos abundantes platos (digamos que más tradicionales para cerciorarme que no eran picantes) en el puesto 18, "Healthy Carbs". Un Teriyaki con pollo, arroz y verduras orgánicas y otro plato (no recuerdo su nombre) con salmón, arroz y verduras. Total... 12,60 Dólares de Singapur.

Y, a la salida, dentro del mismo complejo de Lau Pa Sat, el puesto 88 "Delicius Café" mostraba un expositor lleno de tartas y pasteles que se hacía muy difícil no visitar. Así que, mientras mi ciudadana disfrutaba solo ya con la vista, nuestra elección fue un excelente Tiramisú y una especie de flan, con el título de Mandarín (no es broma), además de dos cafés Mocha, que es lo mismo que capucchino. Yo ya lo sabía pues me había fijado en los precios. La ciudadana, por supuesto, como una reina, solo se fijaba en lo que importaba: los deliciosos pasteles. Total, que dentro de este puesto, ya con vistas a la calle y esta vez con un aire acondicionado como Dios Manda, los pasteles y el café salieron por ... 22,30 Dólares de Singapur. Así que, claro que puedo decir que es barato comer en Singapur... comer eso sí, del postre no hablamos (es broma).
Nosotros así lo disfrutamos y así te lo contamos, deseándote como siempre: Salud, ciudadano viajero.
Algunos consejos.... que nunca vienen mal.

- Por regla general en los hawkers no hay servilletas. ¿te acuerdas del paquete de clínex?
- Si has acabado tu comida, levántate por favor para que cualquier otra persona pueda ocuparla. Puedes dejar el plato y los restos en la mesa. Inmediatamente serán retirados por los empleados.
- El pago, por regla general, es en dinero en efectivo. Olvídate de las tarjetas.
- No te preocupes por los cubiertos. Si no dominas los palillos chinos, existen cubiertos al estilo occidental.
- Las estaciones de metro (MRT) más cercanas son: Raffles Place, Tanjong Pagar y Telok Ayer.
Esta imagen se repetirá, sin duda Singapur y Lau Pa Sat merecen otra visita.

Otros artículos relacionados que te pueden interesar.

1.- La Singapore Tourist Pass.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

Translate »