¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Tours

Conocer Nápoles desde sus entrañas. La línea 1 del metro, “la più bella d’Europa”.

A- A+

En Nápoles, toda ella considerada Patrimonio de la Humanidad, es posible visitar castillos históricos, palacios, museos, casi 450 iglesias y también, en su subsuelo, las Catacumbas de San Genaro.

Y hay otra forma de conocer Nápoles, desde sus entrañas, a la vez que disfrutamos de arte. Solo es necesario tomar un billete de metro y recorrer la línea 1 de la ciudad. ¡Toma tu ticket, pues te vas a sorprender!.

 

Texto: © José Manuel Beltrán.

Nápoles, tierra donde alguna vez se edificó Pompeya, es una de las ciudades más importantes de Italia. Con una población de casi un millón de habitantes, la más poblada del sur de Italia, es frecuentada por millones de visitantes atraídos por los múltiples atractivos de la ciudad y de su entorno. Sin duda, el Vesubio y Pompeya son dos de ellos.

Aún cuando muchos de los puntos de interés turístico lo están en el centro, y que siempre aconsejamos conocer a pie, bien es cierto que por comodidad es necesario utilizar el transporte público: en este caso el metro. Tres son las líneas con las que dispone Nápoles aunque en este artículo hoy únicamente nos interesa una sola, y más en concreto su línea número 1, “la più bella d’Europa”.

La estación Toledo es una de las más bellas de la línea 1.

La estación Toledo es una de las más bellas de la línea 1.

Como parte del transporte público, Nápoles cuenta con un sistema de Metro (tren subterráneo metropolitano - Metro de Nápoles) compuesto por 3 líneas y 28 estaciones. A su vez, como complemento, tiene una red de trenes urbanos y suburbanos integrada al sistema de Metro. Las líneas 3, 4, 5 y 7 son línes de trenes urbanos integradas al sistema de subterráneo.

La línea 1 del metro cuenta con las estaciones de: Piscinola, Chiaiano, Frullone, Colli Aminei, Policlínico, Rione Alto, Montedonzelli Medaglie d’Oro, Vanvitelli, Quattro Giornate, Salvator Rosa, Materdei, Museo, Dante, Toledo, Municipio, Università y Garibaldi. Conecta el extremo norte de Piscinola/Scampia con la estación de Garibaldi, y es en esta donde se interconecta con ferrocarriles nacionales y de alta velocidad de toda Italia, pasando por la zona montañosa de Vomero y el casco antiguo de la ciudad.

Inaugurada en 1993, ha obtenido el reconocimiento internacional por su arquitectura y diseño, y en concreto la estación de Toledo fue elegida en 2.012 como la más hermosa de Europa por el diario británico The Daily Telegraph, cuestión que se repitió en el 2.014, por la cadena americana CNN. Además, la estación deToledo, está incluida en el circuito de estaciones del arte (que suman ya 15), y del que daremos cuenta en otro artículo. Pero hoy toca viajar por las estaciones de la línea 1, en busca de un museo subterráneo y todo con un simple billete de metro.

Garibaldi, la interconexión con el tren de alta velocidad.

La estación Garibaldi lleva la firma del arquitecto y urbanista francés Dominique Perrault. La estación está estructurada como un entorno único y luminoso donde las espectaculares escaleras mecánicas "suspendidas" y la cubierta de vidrio transparente permite que la luz natural llegue casi al andén, a unos 40 metros de profundidad.

La decoración interior donde destaca el acero - satinado o altamente pulido y reflectante - al que solo el brillante color de algunos detalles anaranjados contrastan, se complementa con dos grandes obras del italiano Michelangelo Pistoletto, uno de los protagonistas de la escena artística internacional. (Ver imágenes de arriba y pulsar para agrandar).
Detalle de la estación de Universitá. Junto a la de Toledo de una gran belleza artística con obras del egipcio Karim Rashid.

La belleza y el colorido de la estación de Universitá.

Otra de las estaciones, a mi juicio y junto con la de Toledo, de las más bellas de esta línea. Un lugar de tránsito capaz de tocar la esfera emocional de los viajeros y ofrecerles, en mitad de su viaje, un descanso para la belleza y el placer. Estos son los objetivos que el inconfundible arquitecto y diseñador Karim Rashid ha dado al diseño de la nueva estación de la Universidad de Línea 1.
Con obras del artista israelí Michal Rovner, la estación de Municipio está decorada en tonos pastel y pintura al agua con mosaicos de más de 37 metros en los que quedan representados el Golfo de Nápoles y el Vesubio.
Detalles del Vesubio en la estación de Municipio, línea 1.

La estación de Toledo, "la più bella d'Europa".

No sé si es la más, pero poco importan las comparaciones. Obra del arquitecto español Oscar Tusquets Blanca y la iluminación LED del estadounidense Robert Wilson, su espectacularidad es tal que la luz procedente del tragaluz se canaliza hacia los pasillos y escaleras subterráneas con un color azulado parecido .... al del Caribe. No es de extrañar su título: Cráter de luz.

Al ser esta la parada adecuada para la visita al Museo Arqueológico Nacional, la estación está repleta y conserva en sus paredes los restos de las murallas de la época aragonesa. El gran cono, que atraviesa todos los niveles de la estación, conecta la calle exterior con una gran sala, a 40 metros por debajo de la tierra y como si estuviésemos sumergidos en el propio mar, mientras las paredes asemejan a las olas.
Los murales del sudafricano William Kentridge homenajean a los trabajadores de los túneles. Estación de Toledo.

En otros niveles de la estación otros murales son obras de otros artistas dedicados a los trabajadores que han efectuado la excavación y construcción de las estaciones, con colores negros y rojizos, pasando por amarillos brillantes que recuerdan a los colores cálidos de la tierra y la toba napolitana.
Siete ángeles rojos, es el título del largo mosaico obra de Nicola De Maria que cubre desde el suelo hasta el techo. Estación Dante.

La estación de la Plaza de Dante, fue inaugurada en 2.002 bajo el proyecto del arquitecto y urbanista Gae Aulenti. Largos mosaicos de gran colorido, titulado "7 ángeles rojos", obra de Nicola Di Maria, cubren desde el suelo hasta el techo la estación de Dante. En el atrio de la estación hay dos pinturas de Carlo Alfano. Sobre las escaleras que conducen al nivel inferior Joseph Kosuth, uno de los padres del arte conceptual, colocó un trabajo que consiste en un pasaje del Convivium de Dante Alighieri, "escrito" con tubos de neón blancos.

En la estación de Museo, foto de arriba a la izquierda, podemos ver una reproducción de la estatua en bronce "Calco della testa Carafa", cuyo original se conserva en el Museo Arqueológico Nacional., junto con otras esculturas, murales y fotografías de una gran variedad de artistas.

En la fotografia de la derecha, en la estación de Salvator Rosa, cuatro gloriosos Fiat "Cinquecento" parecen como aparcados en una fila y cubiertos con "edredones" de fibra de vidrio y papel maché. La obra del neoyorkino Emiliano Perino nos quiere lanzar un poético mensaje: "el metro es un medio mejor, más seguro y ecológico que el automóvil".
La estación de Vanvitelli nos ofrece la obra del milanés MARIO MERZ. Una gran espiral tubular, en un azul neón, instalada en la bóveda como representación geométrica de la serie Fibonacci, en honor al matemático de Pisa.

Las estaciones de Rione Alto, Mergellina, Lala, Augusto y Mostra, que completan este espectacular recorrido por la línea 1 del metro de Nápoles presentan, a destinos niveles, nuevas obras de artistas internacionales. No es por tanto de extrañar que haya sido reconocida como "la più bella d'Europa"

Ahh, que tenías prisa y solo querías coger el metro. No importa, siempre te quedará repasar este artículo para deleitarte con el arte y conocer Nápoles desde sus entrañas.
Murales en paredes en la estación de Rione Alto. Línea 1, metro de Nápoles.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • Jesus Romano Sebastian escribió

    diciembre 26, 2017

    Magnífico artículo, Jose Manuel. Me ha sorprendido qué fuera un arquitecto español, el qué hiciera la estación más Bella , y además con nombre español Toledo, es una preciosidad, bueno en realidad son todas las estaciones verdaderas obras de arte.
    Y pensar qué ha habido ocasiones qué he estado en Nápoles y a parte de degustar una buena pizza napolitana, y tomarte un capuchino en el Gambrinus, en las últimas veces, dices ya lo he visto todo y sin embargo nunca pensé qué en el subsuelo de Nápoles existiera tanto arte y como bien comentas a bajo precio con un billete de metro.
    Gracias una vez más Ciudaddano Viajero, por descubrirnos esos “tesoros”, tan magníficos de ver.

    Responder
    • José Manuel Beltrán escribió

      diciembre 29, 2017

      Muchas gracias, Jesús. Me alegro de haberte sorprendido, y más de una persona que conoce tantos lugares de esta ciudad. Una cuestión pendiente par la próxima visita.

      Responder
  • Pilar y Paco escribió

    diciembre 28, 2017

    Vaya descubrimiento este relato tuyo, pues a pesar de haber estado en Nápoles en dos ocasiones, desconocemos esta preciosidad subterránea. Apuntada queda! Saludos y feliz 2018.

    Responder
    • José Manuel Beltrán escribió

      diciembre 29, 2017

      Muchas gracias, Pilar y Paco. ¡Ojo, que os paso la lección para la siguiente visita ehhh! La verdad es que Nápoles siempre sorprende.

      Responder
  • Maria escribió

    diciembre 28, 2017

    Vaya sorpresa agradable acabo de llevarme! Nunca pensé qué Napoles tuviera un metro tan enriquecedor. Otra visita apuntada cuándo vuelva a esa ciudad qué para muchos es sucia y fea,pero que a mi me enamoró!. Cómo siempre un gran placer leerte.

    Responder
    • José Manuel Beltrán escribió

      diciembre 29, 2017

      Nápoles es…. como es, no hay que darle vueltas. Como bien dices, te pueda gustar, o no, pero también te puede enamorar. Yo desde luego no me cansaría de visitarla. Gracias por tu comentario, María.

      Responder

DEJAR UN COMENTARIO

Translate »