¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Paris

Eurodisney. París. Para niños pequeños y no tanto.

A- A+

Eurodisney, París, es un inmenso parque de atracciones situado a 32 km. de París, en dirección noroeste. Abierto durante todo el año desde su fecha de inauguración, 1.992, es visitado cada año por más de 15 millones de personas.

Para niños pequeños y no tanto, Eurodisney-Disneyland París siempre será un destino del que no saldrás defraudado.

 

Texto por ©José Manuel Beltrán.

 

En cualquier momento te puedes encontrar con alguna buena oferta; incluso si esta no apareciese preparando la visita puedes ahorrar algunos euros, eso sí, una vez que veas las caras de felicidad de tus pequeños, incluso por qué no, también de los mayores sabrás que el dinero invertido a merecido la pena. Y es que, la felicidad no tiene precio.


Pulsar en las imágenes para verlas en original.

La verdad sea dicha es que hace varios años que visitamos Disneyland París. Sin embargo, por la información que he podido recabar, –y que conste que ha sido concienzuda- las cosas no han cambiado mucho. Es así que, con la excusa de llevar cuando corresponda a mis nietos, os ofrezco esta mini guía que nos permitirá tener una visión general del parque.  Y sin más dilación, comenzamos.
Disfrutar de una visita completa del parque, recomendada para niños y mayores, nos ocupará tres días completos más otro, por supuesto, para visitar París. En total, 4 noches de hotel. Existen varias posibilidades de organización de viaje y es aquí donde ha de tenerse muy en cuenta el aspecto económico.
Así que pensemos en los precios del medio de locomoción (coche, tren o avión); el coste del alojamiento (hotel en París o sus alrededores; en los complejos hoteleros del mismo parque o en los asociados, estos últimos algo más alejados); precio de los traslados diarios al parque, salvo que te alojes en los del mismo recinto o asociados, precio de los desayunos, comidas y cenas y, finalmente, el coste de viajar y visitar París (bus, metro, tranvías, trenes, autobuses turísticos o el bateau-bus) y las propias entradas a los monumentos.
Un detalle a tener en cuenta es que quienes se alojen en los hoteles oficiales del parque pueden acceder al mismo antes que los visitantes normales, sin guardar ninguna cola, y así aprovechar el tiempo al máximo. En el precio de los mismos está incluida la entrada a los dos parques y el desayuno buffet, tipo continental, y algo escaso. Eso sí, todos tienen una decoración diferente ambientada en las temáticas Disney.

Los diferentes y fantásticos hoteles

El más caro, y quizás el más bonito, es el Disneyland Hotel, un 5 estrellas que está en la misma entrada del parque. Por el contrario, el Santa Fe, /2 estrellas) es el más económico con un ambiente mejicano.
Poquito más de precio te costará el Hotel Cheyenne, (2 estrellas también) este de ambiente del lejano oeste.
En el complejo hay un precioso y extenso lago. Alrededor del mismo se ubican el resto de los hoteles: el Disney Village, con un precio interesante, y el Hotel New York, el Sequoia Lodge y, por último, el Newport Bay, todos ellos de 3 estrellas excepto las 4 del New York.
Claro que si quieres alojarte en unas cabañas familiares debes elegir el Davy Crockett Ranch. Este es un fabuloso complejo que simula un rancho y que dispone de una descomunal piscina cubierta, realmente preciosa, donde los críos se lo pasarán bomba.
Mantiene un espacio de parking gratis. La lástima es que está alejado del parque, no hay servicio de autobús y en coche se tardará unos diez minutos con lo que deberás añadir el precio del parking del parque.
Puedes consultar en las agencias los paquetes combinados u organizarlo tú mismo vía Internet. Si quieres una experiencia nueva, tienes que tener en cuenta el tren.
¿Te imaginas? Tomas el tren en Madrid, o en Barcelona y al cabo de poco más de seis horas (en este caso desde esta última) estás en París. Consulta estas posibilidades, según el número de personas que seáis, en la página de Renfe.
Por regla general, salvo chollo encontrado en Internet o paquete programado, será más económico que el coche o el avión. Además, en algunos casos y tomando el tren nocturno te puedes ahorrar dos noches de hotel (ida y vuelta). Echa cuentas.
¿Entramos al parque?..... Síííí, por favor.
 
Aparte del Disney Village, que es el área de restauración y ocio, en este gran complejo tenemos dos parques: el Disney Park y el Disney Studios.   En este último podemos gastar solo un día, eso sí no nos podemos perder la atracción con la cola más grande de los dos parques: la montaña rusa Rock´n Roller Coaster Aerosmith.
Su comienzo es impresionante: de 0 a 100 km, en tan solo dos segundos. A su lado está el espectáculo Stunt Car, escenas de efectos especiales rodadas por especialistas. Ideal para adultos, jóvenes y adolescentes. A los más peques, quizás les resulte aburrida. Pasar después al Armageddon, una nave espacial bastante calurosa.
En este parque, que tiene forma de la cabeza de Mickey Mouse, se puede disfrutar también de una cabalgata y de un tren-tranvía que recorre su parte superior derecha. Verla situado desde la mitad del tren es todo una sorpresa. Otras atracciones son el Art of Disney Animation y la de Aladdin, con unas alfombras voladoras. Importante es hacer coincidir la visita a este parque coincidiendo con el excelente espectáculo de Búffalo Bill (aconsejable entrar en la primera sesión) que se celebra en el Disney Village.
La verdad es que su precio es muy caro: 59 euros los adultos y 39, los niños pero merece la pena y, además, dan de cenar muy bien.
STRONG>Y ahora, el Disney Park.
 
El parque tiene 5 áreas diferenciadas: Main Street, Frontierland, Adventureland, Fantasyland y Discoveryland. Todas ellas confluyen en la Plaza Central.
Por la calle principal, Main Street, a la misma entrada del parque, a ambos lados de la misma, discurren dos galerías: la de la izquierda es la Liberty Arcade, dedicada a la Estatua de la Libertad; la de la derecha es Discovery Arcade, dedicada a los descubrimientos.
Recomiendo, nada más entrar al parque a la izquierda, visitar el punto de información: City Hall o Ayuntamiento para tomar varios planos del parque. Os atenderán perfectamente en español. En la Plaza central tenéis otro punto. Aquí, si lo deseáis, podéis efectuar reserva para los restaurantes a una hora determinada.

En el Frontierland hay un conjunto de atracciones, todas alrededor de un lago en el que destaca un barco de vapor antiguo. Sus atracciones más importantes son la Thunder Big que recrea el recorrido en tren por una isla en el lago.
Después la terrorífica, y por ello no recomendable para los peques, Phantom Manor que da vida a la casa encantada de Psicosis para finalizar con el espectáculo de Tarzán, uno de los principales del parque.
En Adventureland tenemos el barco del Capitán Garfio, los Piratas del Caribe y la montaña rusa de Indiana Jones. En Fantasyland, nos encontramos con el Castillo de la Bella Durmiente (imposible de no ser visualizado ya desde la entrada).
Aconsejable para los más peques, en su piso más alto se narra el cuento. Ya en las mazmorras se podrá ver al dragón. Sin embargo, no os podéis perder otras atracciones como el Vuelo de Peter Pan y la de El Mundo es un Pañuelo (It´s a Small World) con Blancanieves, Pinocho, Alicia y su laberinto o el tren del circo de Dumbo y su carrusel.
Por último, en Discoveryland, encontraréis el ambiente del futuro en homenaje a Julio Verne. Aquí no os podéis perder salir disparado de una montaña rusa desde un cañón: es la Space Mountain-2.
El Star Tours,
ambientado en la Guerra de las Galaxias, así como el espectáculo del Rey León y, finalmente, la atracción Buzz Light Year donde pilotarás un vehículo disparando a unos objetivos con una pistola láser.
¿Estás cansado ya?. No me extraña. Circundando todo este recorrido circula un tren. El consejo es que lo tomes, en su totalidad, el último día. De esa forma disfrutarás más del parque una vez que ya, a pie, te es conocido. Pero, no te puedes ir de Eurodisney sin haber presenciado su espectacular cabalgata. Hay una a las 4 de la tarde (en verano hay otra nocturna, espectacular).
Debes escoger muy bien el sitio y por eso es recomendable verla al final del recorrido: en la entrada del parque o en la primera mitad de Main Street. Ahhh, un detalle importante para los que van con muy peques, que no les permiten el acceso. Se lo decís al empleado que haya en la entrada y podéis acceder por turno a la atracción sin tener que esperar de nuevo la cola.
Comida, bebida (existen fuentes de agua gratuitas, aunque la mayor parte de ellas, escondidas y sin funcionar): todo muy, muy, caro. La única excepción, el McDonalds de turno con unos precios similares a los nuestros. Aunque no está permitido, si podéis colar en la entrada bocadillos, etc… os ahorraréis una pasta. Y a los que nos gusta el café, olvidarlo, agua manchada. Mínimamente, se salva el expresso.

Después de todo este rollo (y eso que el parque da para más) la reseña de París se queda para otra ocasión. Eso sí, os dejo con un enlace  a una guía turística con información de París. Así que a disfrutar, siempre con salud ciudadanos viajeros.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • Nuria Gonzalez escribió

    diciembre 26, 2010

    !!Caramba ciudadano viajero !!
    Con este relato minucioso del parque nos lo vamos a pasar en grande. Vamos a tener la excusa perfecta para llevar los peques de la familia y de paso recordar que dentro de cada adulto también hay un alma infantil. Desde el año que fue inaugurado no voy por allí, asi que tendremos que ver las nuevas atracciones ¿ no ?. Gracias por tu tiempo y tu dedicación y como siempre un besote especial ciudadano viajero.

    Responder
  • Carmen escribió

    diciembre 29, 2010

    Hola José Manuel, no conozco Francia y la verdad es que me encantaría. Has hecho un trabajo estupendo, espero poder visitarla y pasearme por "Disneyland – París ", me ha entrado el gusanillo.

    Muchas felicidades para el 2011.

    Un saludo.

    Responder
  • Sisco escribió

    diciembre 30, 2010

    He estado en dos ocasiones en Disneyland, la última hace dos años, nos lo pasamos genial mis hijos, mi mujer y yo.
    Lo que mas me gusto fué en Disney Studios la Hollywood Tower Hotel, una torre en caida libre, apta para todos los publicos (mis niños tenia 4 y 7 años) también en el mismo parque a ellos les encantó la atracción de Buscando a Nemo y la de Toy Story.
    Gracias por tu gran aporte ciudadano.
    Feliz 2011

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    diciembre 30, 2010

    Hola Nuria,
    Contigo siempre es un placer viajar porque está asegurado el disfrute. No lo dudes, en poco tiempo, actualizaremos el contenido.

    Hola Carmen,
    Lo primero, muchas gracias por tu comentario así como apuntarte como seguidora. Me quedan muchas entradas pendientes, por supuesto también de Francia. Espero que te agraden y te puedan servir de ayuda.
    Un beso ciudadana viajera y Feliz 2011.

    Hola Sisco,
    Gracias por tu comentario y por tu interesante aportación que seguro sabrán valorar quienes entren en esta entrada., Eso es lo que pretendo: que sea enriquecida por vosotros mismos.
    Feliz 2011, para tí y para toda la familia viajera. Un abrazo, ciudadano.

    Responder
  • Sergio escribió

    abril 5, 2012

    Hola José Manuel

    yo voy en agosto para llevar a mi hija de 5 años. Estoy como si fuese al Ikea, todo colas siguiendo el camino establecido y soltando los billetes. ME hace ilusión por la peque, pero voy a ejercer de padre nada más! 😀
    Gracias por la info y un saludo

    Responder
  • valen escribió

    abril 17, 2012

    jose,me ha parecido interesante la idea de los hoteles Etap!.Me voy a París!!siiii,bueno y la verdad aunq ya he reservado puedo anular,me parece q la idea es buena,sobretodo pq he visto q los hoteles de París nada tiene q ver con los españoles.asik mejor es ahorrar para otros gastos como dices tú.asik lo estoy valorando.sencilled y limpieza es lo mas importante.algún otro consejo?

    Responder
  • Osvaldo escribió

    agosto 18, 2012

    Tener la posibilidad de estar en Disney en Europa es una excelente idea. Mi recomendación es encontrar hospedaje dentro de los hoteles en parís y luego ir en auto hacia la zona de los parques

    Responder
  • Jesús Romano Sebastián escribió

    diciembre 16, 2017

    FORMIDABLE ARTÍCULO, como todos…
    Confieso qué nosotros, mi esposa y yo, lo hicimos al revés de como tú lo recomiendas, es decir fuimos una semana a Paris, y elegimos un día para ir a Disneyland, madrugamos cogimos un tren de los tempranos, y nos dió tiempo a verlo todo, o por lo menos a cansarme de ver cosas y de montarme en alguna qué otra atracción, como la del tren de la mina qué se incendia y te llenan de agua, como la de los especialistas del cine, qué saltan y persiguen en coches y motos, unos momentos de El Rey León y en una atracción qué fué la gota qué colmó el vaso Space Mountain (Mission). Compré la foto y todo con la cara de acojonado qué tengo (la foto es un buen montaje), pero bajar de esa atracción y mi cuerpo y mi menta empezar a decir qué ya tenía bastante de atracciones ja ja ja .Alguna más como la del Cap. Memo y sobre todo las cabalgatas, eso si es una preciosidad. En cuanto se hace de noche empiezan a iluminarse los edificios y los castillos y es muy bonito de ver……Comer muy rápido y mal, y cenar un poco mejor en un Saloon del Oeste, con una hamburguesa y musica Country, esa parte fué la más tranquilita en cuanto a sobresaltos.
    Muchas Gracias Ciudaddano.

    Responder
Translate »