¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Tours

Como moverse en La Habana con sus medios de transporte.

A- A+

Uno de los aspectos más importantes cuando programas tu visita a una ciudad es el del transporte; esos medios que te permiten ahorrarte el máximo de tiempo en tus recorridos con especial consideración a sus precios. La capital de Cuba no podía ser la excepción y aquí te vamos a explicar como moverse en La Habana.

 

Texto y fotos: © José Manuel Beltrán.

 

La Habana abarca un territorio bastante extenso, con un total de 14 municipios y más de dos millones de habitantes. Es por ello que se requieren medios de transportes más allá de tus propias piernas si quieres abarcar al máximo todas sus atracciones. No es que el transporte público de esta bella ciudad sea ninguna maravilla, además está mas bien pensado para los locales que no para los turistas.

Aún cuando siempre aconsejo que caminar es la mejor forma de conocer una ciudad, y por supuesto La Habana no va ser una excepción, hay ocasiones en que merece la pena no perder tiempo de tu visita y hacer uso de otros medios de transporte. Además, en esta preciosa ciudad, algunos de ellos son muy demandados por haberse convertido en verdaderos atractivos turísticos. ¡Veamos como hacerlo!.

Un taxista en La Habana ofreciendo sus servicios.


Moverse por las calles de La Habana vieja.

Andar, andar y andar. Me imagino que ya no querrás seguir leyendo después de este consejo, pero tranquilo, hay más. Es cierto que las calles de La Habana vieja, la mayor parte de ellas muy estrechas y algunas con una gran densidad de personas caminando, se hace difícil para el uso del transporte. Sin embargo en Cuba todo tiene solución....
Desplazamiento en bici-taxi desde La Habana Vieja al Malecón.

Alquilar un bici-taxi. Solamente con capacidad para dos personas, este peculiar modo de transporte es el más barato de todos los medios que vamos a comentar. Con un conductor pedaleando, es una simple bicicleta, debidamente acoplada y que cuenta con toldo superior (la mayor parte también en los laterales para cuando llueve). Los verás por cualquier lugar de la ciudad y eso sí, debes ajustar antes el precio. También es interesante indicar que no están autorizados para circular por determinadas avenidas, generalmente de denso tráfico.
Un popular taxi compartido y un bici-taxi en una de las calles de la Habana Vieja.

El medio huevo o Coco-taxi.

Aparecieron a partir del año 2.000 y es otra forma original de moverte por la ciudad. El Coco-taxi es un vehículo a motor, con forma de medio huevo y de color amarillo, que tiene una capacidad máxima para dos personas, y si acaso un menor. Por su estructura es mucho más ágil que el taxi tradicional y abundan por toda la Ciudad Vieja, por los alrededores de la Catedral y a la puerta de los hoteles. Su precio es de medio CUC por kilómetro, más o menos parecido al de un taxi, aunque como siempre es recomendable pactar el precio antes de subir.
Los clásicos coco-taxis amarillos generalmente se ubican cerca de los hoteles.
Los llamados taxis oficiales, de color amarillo.

Un taxi ¿amarillo o de cualquier otro color?

La verdad es que da lo mismo; en ambos casos son taxis aunque de diferentes compañías. Los de color amarillo, quizás vehículos más modernos, son los Cubataxi (teléfono 855-55-55) y fuera de este aspecto, corresponden a otra compañía, Turitaxi. En ambos casos utilizan taxímetro y suele ser el medio de transporte más fiables para los turistas y extranjeros.

La mayor parte de los Cubataxi funcionan con CUC; eso sí en muchos casos el taxímetro o no funciona o está manipulado por lo que se aconseja cerrar un precio antes de salir a tu destino. Otra cosa es que quieras ir al aeropuerto desde Habana Vieja (lo mismo ocurre cuando llegas); ahí el importe del taxi, bien con Cuba Taxi o particular rondará del orden entre 20/25 CUC.
Un taxi de los años 50 callejea por las estrechas calles de La Habana vieja.

Los taxis compartidos o también llamados "colectivos"
Generalmente de uso para la población local, pues se paga en pesos cubanos CUP, no suelen contar con aire acondicionado y tienen un recorrido por una ruta más o menos fija. El sistema es muy simple: Uno dice a donde quiere llegar, si hay lugar y sitio en el taxi, pues adelante. Un recorrido "corto" costará 10 pesos cubanos (de los locales) por persona; y una más larga, por ejemplo a Miramar o Playa, del orden de 20 pesos.

La mayor parte de las rutas comienzan en el Parque de la Fraternidad, enfrente del Capitolio, o en la esquina de Prado con Neptuno. Si el chófer te pide CUC en lugar de CUP, es posible pagar el mismo precio con la conversión; es decir, 50 centavos o 1 CUC según el ejemplo anterior.
El clásico almendrón a la espera de clientes en la entrada y jardines del Hotel Nacional.

Los clásicos almendrones. El taxi turístico.

Nadie sabe en concreto quién los bautizó así y de donde viene el nombre pero, visitar La Habana y no subirse a ese clásico coche americano de los años 50, descapotable si cabe, con esa silueta que antes solo habías visto en las películas retro, se hace realmente difícil de explicar a tus amigos en tu vuelta a casa. No te preocupes, antes que tu te decidas a tomarlo ya te estarán abordado sus conductores para ofrecerte sus servicios.
Una vuelta por La Habana clásica, recorriendo las zonas más alejadas como el Vedado, Miramar y la Plaza de la Revolución; atravesando incluso el túnel para recalar en el Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro a un precio que, como mínimo, no te bajará de los 50 CUC ó €, y aquí ya te dejo con tus dotes negociadoras. Eso sí, un trayecto mínimo (si es que te lo admiten) no te bajará de los 5 CUC.
Grandes colas para acceder al autobús público, o guagua.

Los autobuses públicos.

Hay dos tipos de autobuses que operan por la ciudad, generalmente también utilizados por la población local, llamados guaguas y camellos (autobuses con cabeza de camión generalmente para trayectos más largos). Están bastante masificados, no tienen horario fijo, y son muy escasos a partir de las 10 de la noche. Es muy complicado para los turistas hacer uso de este medio a no ser que estés muy familiarizado con las rutas y paradas. El billete se abona nada más subes al bus. Su precio, del orden de 40 céntimos de peso cubano (CUP). Por si te interesa, en este enlace tienes un mapa con todas las líneas y sus paradas.

El bus turístico. Habana Bus Tour.

Lo hemos dejado para el final pero también es una forma de moverse por La Habana y muy interesante para los turistas. Te sugiero que consultes el artículo que le hemos dedicado en exclusiva al Bus turístico. Verás que no te vas a arrepentir.
Un turístico coche de caballos en los aledaños del Capitolio.

Las curiosidades de las matrículas.

Seguro que lo que vas a leer a continuación no te va a solucionar alguna de las dudas o curiosidades que tengas sobre el tema que hoy nos ocupa, pero me ha resultado curioso y he aquí que lo menciono.

En Cuba, son variados los colores de las matrículas de los vehículos circulando. Por ejemplo, el color de los coches de alquiler, generalmente para los turistas, tienen una matrícula de color rojo y su identificación comienza por las letras TUR. Los coches o motocicletas particulare tienen en su matrícula un fondo amarillo, que cambia a color azul, si esos coches o camiones pertenecen al Estado o cualquiera de sus empresas, además de llevar la leyenda "Estatal o Piquera".

Los de color negro son los pertenecientes a embajadas y los verdes y marrones, respectivamente, corresponden al Gobierno y el Ejército. Curioso resulta también que algunos autobuses tengan una matrícula sobre otra matrícula. Ello quiere decir que los vehículos proceden de donaciones internacionales, y que se les mantiene bajo la matrícula cubana aquella que tenían en su país de origen.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

Translate »