¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Oriente Próximo

Dubái y su nueva tasa turística.

A- A+

Florencia, Roma, Berlín, Venecia, Barcelona, Milán… y, a partir del 31 de marzo, Dubái se incorpora al grupo de ciudades en la que rige esta tasa turística.

Texto por ©José Manuel Beltrán.

Quizás los petrodólares no den para más; quizás no sea suficiente que los turistas hagan ya gasto en restaurantes, museos, grandes almacenes, atracciones turísticas y medios de locomoción. Sí sabemos, es cierto, que una parte de ese gasto no se efectúa directamente en el país a visitar.

Los paquetes organizados por los mayoristas, los billetes de avión, incluso determinadas excursiones son ya prepagadas en origen. Aún así, el gasto pér capita en la ciudad que se visita es alto.
Dubái, ciudad y capital del emirato de su mismo nombre, ha crecido espectacularmente en los últimos años en su desarrollo turístico. Se ha convertido en un destino de moda para muchos pasajeros, incluso para aquellos que utilizan su aeropuerto como tránsito hacia Asia. Las últimas estadísticas publicadas indican que más de 10 millones de turistas la visitaron en 2.013. Las expectativas, de cara a 2.010, hacen doblar esa cifra.
 
Todo este potencial, que sinceramente no logro entender como beneficia al desarrollo y crecimiento –en lo que a turismo se refiere-, se verá ahora “reforzado” por unos ingresos, en lo que ya se denomina “dirham turístico”. El importe variará desde 1,40 a 4€, por viajero y día, dependiendo de la categoría del hotel o apartamento. ¡Solo queda multiplicar!.
Bruselas, Venecia, Milán, Florencia, Berlín, Islas Baleares, Barcelona…y, ahora, Dubái. No comparto, en ningún caso, esta tasa; es más no comparto, sobre todo, la forma en que se efectúa su pago: directamente en el hotel, en la mayoría de los casos, sin que uno no llegue a saber exactamente dónde va a parar este sobrecosto.

De ser aceptado, que por otro lado el turista poco puede hacer, lo lógico sería tenerlo ya incrementado en el precio del establecimiento, eso sí, con el detalle informativo en la factura. Lo malo es que esta medida se pueda ampliar a restaurantes, espacios de ocio, medios de locomoción, etc…
¿Afectarán estas medidas a nuestro deseo de seguir viajando?. Sinceramente creo que no, pero en vuestras manos, ciudadanos viajeros, dejo la pregunta. ¿Tú que opinas?.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

Translate »