¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Viena

En busca de 10 Mercadillos de Navidad en Europa

A- A+

Aunque al parecer sus orígenes proceden de Alemania, Austria, parte de Alsacia y el sur del Tirol, llegan estas fechas y todas las ciudades del mundo encienden sus coloridas luces para cumplir con la tradición popular y sumergirnos a todos en la magia de la Navidad.

Vamos a descubrir los más importantes y populares Mercadillos de Navidad en Europa, a sabiendas que en esta lista echarás en falta muchos otros pero ¡no te enfades!, es Navidad.

Texto: José Manuel Beltrán.

 

Mercadillos de Navidad en Europa

En la Plaza del Ayuntamiento se instala el tradicional Mercadillo de Navidad de Viena.


El Mercadillo de Viena. Austria.

En la Plaza del Ayuntamiento se establecen un total de 145 puestos, todos ellos construidos de madera. El aroma de las frutas confitadas, el algodón de azúcar y el vino, por supuesto que caliente, sumergen al visitante en el espíritu de la Navidad.
Bajo un gran árbol de Navidad se hace lectura de cuentos y relatos, existen talleres de cocina y de manualidades navideñas para los más pequeños. En el interior del Ayuntamiento, de forma gratuita, se pueden escuchar villancicos cantados por coros internacionales.
La Plaza principal del Mercado acoge el más famoso de los mercadillos de navidad de Alemania

El Mercado de Navidad de Nuremberg. Alemania.

Es este uno de los mercados más antiguos y tradicionales de Navidad de toda Alemania. Se instala en la Plaza del Mercado principal, en pleno corazón de la ciudad. Muchas tradiciones se mantienen intactas como la apertura oficial del Mercado por el Christkind, que recita un prólogo festivo tradicional el viernes anterior del primer domingo de Adviento.
Junto con las salchichas, el vino caliente y el pan de jengibre, Nüremberg es también conocida por las típicas Zwetschgenännie:una muñeca hecha de ciruelas secas, nueces, pasase higos. El mercado se encuentra abierto desde el 29 de noviembre al 24 de diciembre.
El Weihnachtsmarkt Koblenz se instala en pleno casco histórico de Coblenza.

El Mercado de Navidad de Coblenza (Koblenz). Alemania.

Coblenza o Koblenz, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad y con una vasta historia que se remonta al año 9, antes de nuestra era, se localiza en el tramo final de la zona denominada Valle del Rin. Su mercado de Navidad, Weihnachtsmarkt Koblenz, se sitúa en pleno centro del precioso casco antiguo de la ciudad, abarcando muchas de sus plazas. Los puestos de venta, generalmente casetas de madera, ofrecen a los visitantes artículos de la artesanía local.

En el patio del Ayuntamiento (Rathaus) se celebran conciertos de música gospel y corales. Y en las fechas más cercanas a la Navidad se escenifican pasajes, en medidas reales, de la Natividad. Románticos paseos en carruajes tirados por caballos y, para los niños, actividades culinarias para ejercer el arte de la pastelería y después dar de probar a los asistentes son dos de las actividades más destacadas.
Una de las atracciones más populares es la de patinar en la gran pista de hielo del Mercado de Navidad de Maastrich.

El Mercadillo de Navidad de Maastrich. Holanda.

La atracción más potente de este mercadillo ubicado en la Plaza Vrijthof, es su enorme pista de hielo. Otras atracciones como el carrusel nostálgico o la gran noria de 60 metros, desde la que se puede disfrutar de una vista panorámica de la ciudad iluminada, hacen las delicias de los visitantes.
El punto dulce del mercadillo lo ponen los poffertjes, o panqueques holandeses, que se sirven con mantequilla derretida y azúcar glasé. Este mercadillo se encuentra abierto desde el 30 de noviembre hasta el 30 de diciembre.
Uno de los más antiguos de España, el mercadillo de la Plaza Mayor se caracteriza por los artículos de broma.

El Mercadillo de la Plaza Mayor. Madrid. España.

No quisiera no dejar yo aquí un ejemplo de un mercadillo de nuestro país. En este caso el de la Plaza Mayor, en Madrid, es uno de los más antiguos de España y también uno de los mayores con más de un centenar de casetas. Su principal característica es que, además de todo tipo de objetos para la decoración navideña, aquí también encontramos infinidad de artículos de broma con los que recuperar la sana tradición del Día de los Inocentes.
El Rathausmarkt, de la Plaza del Ayuntamiento, es el mercado navideño más grande Hamburgo.

El Mercadillo de Navidad de Hamburgo. Alemania.

El lema de este mercadillo es "arte en lugar de comercio" por lo que ya os podéis esperar mucha artesanía, tallados en madera y pan de jengibre casero; todo tradicional y artesano. Una compañía circense, los Roncalli, son los encargados de animar el mercadillo con desfiles y perfomances.
Además del pan de jengibre, el mercadillo ofrece una extensa gama de productos alemanes y de cerámica de la región de Lausitz. No te puedes perder su impresionante desfile de Navidad de los sábados y las elegantes carrozas decoradas que tanto gustan a los lugareños y visitantes de la ciudad.
En el mercado de navidad de Lovaina nos introduciremos en un bosque para buscar la casa de Papá Noel.

El Mercadillo de Navidad de Lovaina. Bélgica.

Situado en la Plaza Ladeuzeplein, en pleno casco antiguo, cuenta con más de 140 puestos que ofrecen ideas para regalos originales, especialidades belgas en las que no pueden faltar las galletas y el chocolate.
Se reproduce un bosque en el que se esconde el pueblo de Papá Noel, y en el que los visitantes pueden acceder a sus instalaciones por medio de un trenecito a la vez que escuchan sus historias. Se encuentra abierto desde el 13 al 31 de diciembre.
El pequeño casco histórico de Tallín realza su belleza con su Mercadillo de Navidad

El Mercadillo de Navidad de Tallín. Estonia.

Las luces navideñas y la nieve suelen jugar un papel fundamental cuando visitamos el Christmas Market que se instala todos los años en la Raekoja Plats, o Plaza del Ayuntamiento. Un enorme árbol de navidad profusamente decorado e iluminado domina el centro de la plaza. A su alrededor, las casetas de madera ofrecen al visitante todo tipo de artículos de navidad y productos de alimentación típicos de la ciudad.
A la izquierda, en el Ayuntamiento se representarán los "angelitos de Augsburg".

Augsburg (Alemania), el mercadillo de los ángeles.

Augsburg, en plena Baviera y cerca de Münich, es la segunda ciudad más antigua de Alemania. Allí el momento mágico de la Navidad se produce a las seis de la tarde, todos los viernes, sábados y domingos, cuando las campanas de la Torre Perlach enmudecen y las 24 ventanas del hermoso ayuntamiento renacentista se abren para el disfrute de todos los presentes. Es en ese momento cuando aparecen los ángeles músicos del reloj de carillón para formar el más original calendario de Adviento de Europa.. El mercadillo se abre desde el 21 de noviembre al 24 de diciembre.
Son varios los mercadillos que se instalan en Praga aunque sin duda el de la Plaza el Reloj es de los más llamativos.

El Mercadillo de Navidad de Praga. República Checa.

El más importante se instala en la Plaza de la Ciudad Vieja, pero también en la de Wenceslao o en la de Námesti Republiky. En cualquiera de ellas tendrás la opción de degustar su dulce más típico: el tradicional trdlnik, un pastel enrollado en un pincho de madera que gira sobre las brasas despidiendo su característico olor a canela.

Sí, ya sé que estarás pensando que falta ese, en el que tu estuviste y que tanto te encantó. Como aquí no podían caber todos te dejo que seas tú, mas abajo en los comentarios, quien nos diga cual es tu Mercadillo de Navidad favorito. ¡Venga, el año que viene te prometo que lo publicamos!.

Ahh, puedes ver también este mismo reportaje en el número 3 de Travelove, la revista de viajes de Parada y fonda de un viajero.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • Pilar y Paco escribió

    diciembre 11, 2017

    Nos encanta la selección de mercados navideños que nos cuentas. Le tenemos ganas al de Nuremberg porque dicen que es al más bonito de Alemania, ya lo tenemos apuntado en la !Ista de deseos. Feliz Navidad y un abrazo viajero!

    Responder
    • José Manuel Beltrán escribió

      diciembre 11, 2017

      No es mala esa elección de Nuremberg, sobre todo por saborear las Zwetschgenännie, tremendamente calorífica. Gracias por vuestro comentario y también para vosotros Feliz Navidad, viajeros.

      Responder
Translate »