¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Rutas con encanto

Un paseo por Dover y su castillo.

A- A+

Dover se encuentra situada al sur de Inglaterra y es el punto más cercano entre el continente y la “gran isla”. Tan solo 34 kilómetros son los que separan Calais, del lado francés, de la visión de sus famosos acantilados blancos (White Cliffs of Dover), en pleno Canal de la Mancha.

Hoy vamos a aprovechar nuestra escala en esta parte del sur de Inglaterra para dar un paseo por Dover y su castillo. Además, enlazaremos con otra preciosa excursión a la cuna del anglicanismo para admirar Canterbury y su preciosa catedral.

 

Texto y fotos por © José Manuel Beltrán.


Es una de esas escalas, ¡como decirlo!, a las que uno no da mayor importancia y eso supone un riesgo seguro de equivocación. Obvio es decir que el relato que a continuación vamos a detallar lo es como consecuencia de un viaje en crucero en ruta por el Atlántico aunque, para llegar a Dover, tampoco es necesario hacerlo por este medio de viaje-transporte.

Si la climatología lo permite, la visión desde el mar de los acantilados es espectacular. Al este y al oeste de Dover, en días despejados y de gran claridad, incluso, esa visión es posible desde Calais en lo que es un reflejo constante, como si de un espejo se tratase.

El MSC Poesía atracó puntualmente en el puerto de Dover, a muy poca distancia de la ciudad. Decidimos, y para ello os recomiendo la lectura del anterior artículo, visitar primero Canterbury.
Para ello contratamos en el mismo puerto (sin regatear en exceso) los servicios de un taxi que nos trasladó a Canterbury -en viaje de ida y vuelta, con 2 horas de espera-. Finalizada esta visita, desde allí directamente nos encaminamos a conocer “La llave de Inglaterra”    

El majestuoso castillo de Dover. La llave de Inglaterra.

El taxi nos dejó en la misma puerta del castillo. No os voy a mentir. Realmente nos equivocamos. Deberíamos haber subido al castillo, ascendiendo los 375 metros que lo elevan sobre el mar, serpenteando cómodamente su colina, a pie, y adentrándonos en lo que los locales denominan el Connaught Park. Prometo que en la próxima visita será así, aunque también he de reconocer que el tiempo no nos acompañaba mucho.
El enorme foso exterior del castillo se encuentra cubierto de un cuidado césped.

Sin lugar a dudas, aparte de lo que supone la belleza natural de los acantilados blancos, el mayor atractivo de Dover lo representa esta maravillosa edificación. El recinto es inmenso, de hecho es el mayor de toda Inglaterra. Sus muros son robustos y en excelente estado de conservación.

Un gran faro romano de 24 metros de altura, el mejor conservado de toda Europa, nos recuerda la antigüedad y consistencia del lugar y lo que en principio era una gran fortaleza comienza, a partir de Enrique II, a convertirse en el castillo que actualmente podemos disfrutar.

La Torre de Homenaje, en su interior, viene a representar una muy conseguida escenificación de lo que se suponía era la vida normal, allá por la Edad Media. Las distintas salas se nos presentan con sus enseres, mobiliario y todo tipo de artilugios que hacen que esta visita sea no solo agradable para el visitante adulto; los críos y jóvenes se lo pasan bomba participando junto con figurantes en representaciones escénicas como si estuvieses en ese momento en la corte de Enrique II.

Operación Dynamo: el rescate de Dunkerque.
 
¿Te imaginas formar parte de uno de los secretos mejor guardados de la II Guerra Mundial?. En una habitación de una de las profundas galerías del castillo de Dover, a la que se dotó urgentemente de electricidad, de ahí el nombre de “Operación Dynamo”, se planificó la evacuación de emergencia de las tropas inglesas a través del Canal de la Mancha en lo que fue la evacuación de Dunkerque.
Se pueden efectuar visitas guiadas a parte de estos túneles en los que, en un original sistema de hologramas, se explica la historia del recinto al igual que a otros túneles y habitaciones que hicieron funciones de hospital.

Un paseo por la ciudad.
 
Quedaban ya pocas horas para efectuar el embarque. El día nos seguía acompañando con una ligera aunque pertinaz lluvia y, para más añadido, era festivo. A lo largo de Market Square se encuentra el Dover Museum. Interesantes instalaciones que nos recrean en la historia de la ciudad, desde los celtas hasta tiempos todavía recientes de la II Guerra Mundial. Dentro del mismo se conserva el casco de una embarcación de más de 3.000 años.

St. Martins Priory, Maison Dieu (antiguo hospicio de peregrinos) o St. Edmund Chapell, pequeña capilla del año 1.253, son lugares interesantes que visitar al igual que Crabbe Mill, un antiguo molino de agua ahora restaurado y convertido en una galería de arte.  

Nuestra parada y fonda para descubrir lo más interesante de Dover llegó a su fin. Sería de nuevo, en la cubierta del MSC Poesía, cuando tendríamos una nueva visión de los acantilados blancos (las nubes habían abierto ligeramente); un recuerdo de Canterbury y de una localidad que se ha ganado a pulso la identificación de “La llave de Inglaterra”. Espero que sepáis disfrutarla con SALUD, ciudadanos viajeros.
     
Otros artículos relacionados:

1.- Canterbury, cuna del anglicanismo.
Links de interés: Página oficial Castillo de Dover   

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • Nuria Gonzalez escribió

    agosto 26, 2014

    Habríamos subido los peldaños hasta la entrada del Castillo si hubiera parado de "llover", pero por esos lares es bastante difícil jeje. A pesar de todo resultó un paseo agradable por la historia y mucho verde alrededor. Muchas gracias ciudadano viajero por este reportaje.

    Responder
  • Caliope escribió

    septiembre 6, 2014

    Precioso el castillo y los acantilados espectaculares. Muy bien aprovechado el tiempo de la escala. Un saludito viajero!

    Responder
  • www.thewotme.com (The world thru my eyes) escribió

    septiembre 18, 2014

    Me ha encantado, … además el castillo gana mucho con las nubes, … la niebla, la lluvia, … le da un toque muy pintoresco.
    Por otro lado (nada que ver), te han dicho alguna vez que te pareces a Mel Gibson ? 😉

    Abrazos viajeros.

    Responder
  • José manuel Beltrán lópez escribió

    septiembre 27, 2014

    La verdad es que sí, Caliope Aprovechamos bien el tiempo a pesar de la meteorología y de la pequeña duración de la escala. Los lugares son, como tu dices, espectaculares..
    Gracias por comentar, ciudadana viajera…

    Responder
  • José manuel Beltrán lópez escribió

    septiembre 27, 2014

    ¡¡¡Mel Gibson!!! o Wallace jajaja No, no me lo habían dicho nunca esa es la verdad.
    Es verdad, en un principio veía las fotos que no tenian….su color pero ¡que narices! ese es el color de estos paisajes…. Fabuloso.
    Gracias por tu comentario…

    Responder
Translate »