¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
Rutas con encanto

Burj Khalifa. Dubai. At the top.

A- A+

Alejado de un entorno natural, cuando uno trata de tocar el cielo con la punta de los dedos no tiene más remedio que encaramarse a lo más alto de los edificios de las grandes urbes.

Cuando uno visita Dubáihay una visita sobre la que no se tiene dudas. Todos te han hablado de él; lo has visto por televisión muchas veces, y ahora serás tú quien tenga la oportunidad. Subir al Burj Khalifa, at the top,  es una de las cosas que no debes dejar de hacer.

Texto y fotos por ©José Manuel Beltrán.

En Dubai, sin estar embarcado en cualquier aeronave, es posible presenciar la majestuosidad de sus edificios. El más emblemático y que se presenta fielmente como el icono de la ciudad es, sin duda, El Burj Khalifa.
El Burj Khalifa, o Torre Califa, es hoy en día el edificio más alto del mundo. Realmente impresiona ver, desde cualquier ángulo y distancia, como es posible que tal obra de ingeniería, que cuenta con una altura de 828 metros, se mantenga en pie.
En la construcción del edificio participaron más de 12.000 personas de un total de 30 países iniciándose esta por setiembre de 2004. Poco menos de 6 años después, el 4 de enero de 2.010, finalizó esta magna obra que, para muchos, puede ser recordada por las imágenes cinematográficas de Tom Cruise (del que por cierto dicen que siempre graba sin dobles) en Misión Imposible, Protocolo fantasma.
Con una imagen de edificio futurista, rodeado por el desierto –como realmente lo está todo Dubai, salvo su parte al mar-, con vista a sus dunas y llanuras, quedan a sus pies otras dos obras significativas de la ciudad-emirato: el gran centro comercial Dubai Mall y el gran lago con el espectáculo de sus fuentes, del que ya dimos cuenta en este blog y cuyo artículo podéis de nuevo repasar pinchando aquí.
Pero si conoces Nueva York y quieres hacerte una idea comparativa con el que se denomina el rascacielos más famoso del mundo, el Empire State, basta decirte que este tiene –tan solo- 381 metros de altura, es decir un poco menos de la mitad de la que cuenta el Burj Khalifa.
¿Cómo disfrutar de sus vistas?.

Su observatorio se encuentra situado en la planta 124, ya a 442 metros de altura. Aún cuando nosotros efectuamos la visita por la mañana dicen –y no lo pongo en duda- que es mejor hacerlo al atardecer, con la puesta de sol.
Lógicamente estas son las horas más demandadas y, por ende, las más masificadas; realmente te vas a encontrar ingente cantidad de personas en cualquier momento. Si he de decir que la visita nocturna no creo que sea la más adecuada. La razón es muy simple: Dubai se extiende, en zonas delimitadas y separadas por gran distancia, donde la iluminación en muchos puntos es muy mejorable.
¡No lo dudes!, ¡no esperes al último momento para sacar los tickets, y menos allí mismo!. Lo normal es que te encuentres con un cartelito que te indique SOLD OUT (vendido) y así, incluso, para días posteriores. Así que, lo mejor, es hacer tu reserva por Internet previo a tu viaje y con antelación.
Además, te resultará más barato. Podrás expedir tus tickets definitivos en cualquiera de las máquinas automáticas que se ubican a la entrada. ¡Ah, por cierto, no te lo he dicho!. La entrada al Top se encuentra dentro del interior del Dubai Mall, perfectamente señalizada.
Te dejo aquí el enlace de su página web donde puedes adquirir los tickets y donde tendrás información actualizada de horarios y precios. Eso sí, decirte que existe un tipo de ticket: Fast Track ticket (evidentemente más caro –casi el doble de precio del normal) que te ahorrará espera en las colas. Al mismo tiempo dispones de autoguías, también en español, que te ayudarán mejor a comprender la historia de la torre.
Por varias razones, de seguridad entre otras, el tiempo de la visita está más o menos programado (aproximadamente una hora y media); es así como, y según la hora asignada previamente, se forman grupos para encaminarse a los ascensores que terminarán en Top.
La subida, con una iluminación perceptible solo en el techo –asemejando a las estrellas- es espeluznante. El visor que marca los pisos se acelera de inmediato; sin embargo, dentro del habitáculo no sientes nada a pesar de que su velocidad es de 10 metros por segundo.
Ya en el centro de observación, que puedes recorrer casi totalmente alrededor del edificio, la visión de la ciudad es perfecta a través de sus limpios ventanales, un total de 26.000 con los que cuenta la torre. Lástima no poder uno convertirse en Tom Cruise y, colgado desde el exterior, contemplar plácidamente esta imagen. Aún así, la sombra estilizada de la torre sobre el techo del Dubai Mall (tan pequeño desde arriba) resulta ser bella.
El lago y sus mágicas fuentes, que más tarde disfrutaremos en su espectáculo de luz y sonido, queda resaltado de forma perfecta con sus geométricos dibujos. El Top te permite esta visión, única, desde el edificio más alto del mundo. Una parada, esta vez sin fonda, que no te debes perder en tu visita a Dubai. Disfrutarla con salud, eso es siempre lo que te deseo, ciudadano viajero.
 
Otros artículos relacionados:
Dubai y su nueva tasa turística.
La Gran Fuente de Dubai. Una ópera Prima (con vídeo)
Dubái. De aventura por el desierto.
Lo imprescindible en tu visita a Dubái. Qué no te puedes perder.
Aaros Damascus Restaurant. Comida y ambiente local.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • malu2 escribió

    octubre 17, 2014

    Que chulo! lo tendré en cuenta!
    Saludos, ciudadano.

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    octubre 17, 2014

    Es un placer mandarte tan arduo trabajo jajajaja. Comvencido que no te defraudará… Salud, ciudadana viajera…

    Responder
  • Caliope escribió

    octubre 18, 2014

    Este verano pasé por Dubai de noche haciendo escala de vuelos y solo me dio tiempo a una visita panorámica y el Burj Khalifa destacaba sobre todos, muy bonito, aunque los alrededores no le acompañen mucho. Un saludo y gracias por enseñármelo de día.

    Responder
  • José manuel Beltrán lópez escribió

    octubre 18, 2014

    Efectivamente, Caliope. El edificio es visible, incluso, desde 75 km.de distancia siempre que las condiciones climatológicas lo permitan claro. Su iluminación nocturna, cambiante en el color, destaca sobremanera. Es una pena que no pudieses realizar la visita, ¡otra vez será, seguro!. Sus alrededores más inmediatos destaca el Dubai Mall y sus famosas fuentes. Después, como ocurre en todo Dubai, los puntos atractivos se encuentran diseminados por la ciudad a largas distancias entre si.
    Gracias por tu comentario, ciudadana viajera….

    Responder
  • José manuel Beltrán lópez escribió

    octubre 18, 2014

    .

    Responder
  • jordi (milviatges) escribió

    julio 17, 2015

    Nosotros también pillamos las entradas por internet, si no, no hubiéramos podido subir. La emoción está sin duda en saberse en el edificio más alto del mundo, porque las vistas sin mucho más espectaculares desde el Empire, por ejemplo. Pero claro, hay que subir!!!

    Responder
  • José Manuel Beltrán López escribió

    julio 23, 2015

    Efectivamente, el Empire tiene unas vistas extraordinarias; estas, la del Burj, son diferentes. Es cuando mejor se aprecia que Dubai es un "oasis de cemento" en pleno desierto; sino fuera también por el mar. Ahora eso si, hay que subir y ser precavido a la hora de tomar las entradas,
    Gracias, Jordi por tu aportación.

    Responder
Translate »