¿QUIÉN SOY?
Selecciona tu idioma
TRAVELOVE

Lo imprescindible en tu visita a Dubai. Que no te puedes perder.

A- A+

En una ciudad que cuenta en su haber con más de 100 récords Guinnes, se hace difícil resumir que es lo más imprescindible en tu visita a Dubai o, dicho de otra forma, que es lo que no te puedes perder. Son muchos los eventos de interés que se celebran cada año, infinidad las construcciones majestuosas que cuenta la ciudad y las que se están llevando a cabo, y muchos los pasajeros que también utilizan la ciudad como puente para otros destinos.

Famosa a nivel mundial, en la ciudad de Dubai encontrarás desde la eterna tranquilidad del desierto donde parecerá que se le ha parado el reloj, hasta el alegre bullicio del zoco. Ahora te vamos a indicar un breve recorrido; aquello que se hace imprescindible en tu visita a Dubai y que bajo ningún concepto te puedes perder. ¡Vamos allá!

Los chorros de agua conforman un espectáculo musical cada media hora. (Pulsar para ver original)

La fuente de Dubai. Dubai Fountain

Dubai Fountain, a la que dedicamos un artículo propio es un sistema de fuentes situadas a lo largo del lago artificial del Burj Khalifa, junto al centro comercial Dubai Ball. Es la fuente más grande del mundo cuyos surtidores danzan al ritmo de la música, presentando espectaculares coreografías con temas musicales muy variados.
Sin duda es una de las atracciones que se hace imprescindible en tu visita a Dubai.
Estación de metro: Burj Dubai/Dubai Mall. Línea roja.
La silueta del Burj Khalifa se divisa desde cualquier parte de la ciudad. (Pulsar para ver original)

El Burj Khalifa.

El Burj Khalifa, que ya tratamos en este artículo, es el edificio más alto del mundo con sus 828 metros, contando con 163 plantas. El observatorio panorámico de este rascacielo, de 360 grados, está situado en la planta 124 a la que se accede de forma vertiginosa en un ascensor. Las vistas de la ciudad desde allí son impresionantes.
Estación de metro: Burj Dubai/Dubai Mall. Línea roja.
Impresionante imagen en el interior del Dubai Aquarium. (Pulsar para agrandar)

El Aquarium de Dubai.

El Dubai Aquarium es el mayor del mundo (como casi todo en Dubai) con un volumen de casi 10 millones de litros, lo que viene a equivaler a cuatro piscinas olímpicas. Lo curioso es que se encuentran dentro de un gran centro comercial, en la planta baja del Dubai Mall.
Cuenta en si interior con 33.000 animales acuáticos, de 140 especies diferentes, de los que hay 300 tiburones.
Estación de metro: Burj Dubai/Dubai Mall. Línea roja.

El lujoso Burj Al Arab.

El Burj Al Arab es una obra maestra de la arquitectura contemporánea y esta considerado el hotel más lujoso del mundo; al fin y al cabo cuenta con 7 estrellas. Con 321 metros de altura, tiene forma de vela y todas sus habitaciones son de tipo suite. Destacar que la de menor espacio tiene 170 m2.
Espectacular magen aérea de Palm Jumeirah, con el Atlantis en primer plano.

Palm Jumeirah.

Palm Jumeirah es una gran isla artificial con forma de una palmera, y que junto a otras dos islas más forma el conjunto de Palm Islands. Es la más pequeña de las tres, con una superficie de 31 km2. y donde se ubica el famoso hotel Atlantis.
Fachada exterior del Atlantis. (Pulsar para agrandar imagen)

Atlantis The Palm Hotel.

Ubicado en Palm Jumeirah, el Atlantis The Palm Hotel es uno de las famosos y apreciados en su visita por los turistas. Se accede a él por medio de un monorraíl que se toma en el mismo tronco de la Palm Jumeirah.
Impresionantes rascacielos bordean el canal de Dubai Marina que merece la pena pasear.

Dubai Marina.

En Dubai Marina se dan cabida zonas residenciales, con lujosos apartamentos y oficinas, con otras zonas de ocio, generalmente instaladas a lo largo de todo el canal. Un paseo por sus muelles, un recorrido en crucero a bordo de un barco de estilo local o, en la noche, disfrutar de su gran ambiente es lo propio al visitar la Marina.
Estación de metro: Dubai Marina. Línea roja.
Navegar en abra por los canales de la "Venecia del Oriente Medio" es una de las actividades más demandadas. (Pulsar para ver imagen en original)

Madinat Jumeirah.

Madinat Jumeirah no es un zoco, o Souk, al uso aunque paseando por ella la arquitectura, tanto exterior como interior, nos recuerde a cualquier ciudad antigua árabe. Una de las actividades preferidas es la de darse un paseo por los canales a bordo de una abra.

Llamada también la Venecia de Oriente Medio, como consecuencia de los canales de estilo veneciano que recorren este gran centro de ocio, nos es posible apreciar la artesanía local, los colores de los frutos secos y de las especias como, también, explorar las terrazas con numerosos bares y restaurantes o imbuirse en el ambiente nocturno.

Desde aquí es uno de los mejores lugares para la vista de los hoteles Al-Qasr y Mina A`Salam así como la del excepcional Burj Al Arab
Estación de metro: jumeirah Lakes Towers. Línea roja.
Son varios los puntos de atraque para coger una abra para atravesar el Creek.

El Dubai Creek.

La ciudad está dividida en dos grandes zonas; el Dubai Creek es la línea de separación de ambos ambientes y atravesarlo es tan sencillo como subir a bordo de una abra, la embarcación local. por tan solo un dinar.

Otra forma es la de disfrutar, incluso con cena, de un mini crucero a bordo de dhow, pequeño barco árabe de madera, que realiza un mayor recorrido por el Creek. De esta forma apreciaremos las modernas torres de cristal de los rascacielos como los minaretes del viejo Dubai. De nuevo, algo imprescindible de hacer en tu visita a Dubai.
El fuerte Al-Fahidi es el edificio más antiguo de Dubai y contiene el Museo de la ciudad.

El Al Fahidi Fort, el edificio más antiguo de Dubai.

Construido en 1.787, ahora alberga el es el edificio más antiguo de toda la ciudad, aunque se encuentra muy restaurado. Se construyó para proteger el territorio de posibles ataques enemigos, en una época en la que eso era muy común.
Estación de metro: Al Fahidi. Línea verde.

Y para terminar, que no tiene que ser por último, y antes que te pierdas por las calles de la ciudad es necesario realizar visita al pequeño pero interesante Museo de Dubai y el Al-Faidi Fort.

Bajo el patio que nos da la bienvenida una serie de galerías subterráneas acogen exposiciones sobre arqueología, el desierto, la mezquita, la vida en la cala y la astronomía. La animación de unos maniquies muestran la vida de los mercaderes o de los joyeros. La sala de arquitectura explica cómo los captadores de viento refrescaban las casas. La vida y la evolución de Dubai muy bien condensada.

Una exposición sobre los beduinos aclara por qué el agua era una obsesión constante además de cómo es el ecosistema del desierto, y cómo las plantas y animales sobreviven a temperaturas de mas de 50º en verano y con sólo 120 mm de lluvia anual. Muy interesante es la parte referida a los buscadores de perlas. Trabajaron en la región durante 1.000 años, y a principios del siglo XX había alrededor de 300 dhows dedicados a la recolección. Los hombres se desplazaban hasta los bancos de perlas y se sumergían a gran profundidad. Sus equipos de buceo estaban formados por una cuerda para poder volver a emerger, una piedra de 5 kilos para mantenerse, una cesta en forma de red, y para taparse la nariz.... un caparazón de tortuga. La última galería tiene objetos precristianos encontrados cerca de Dubai como dagas de bronce, puntas de flecha o botones de concha.
Otro lugar que se hace imprescindible en tu visita a Dubai.
Estación de metro: Al Fahidi. Línea verde.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

Compártelo con tus amigos:

COMENTARIOS

  • jordi (milviatges) escribió

    noviembre 14, 2017

    Un buen repaso de lo que es Dubái.
    Aunque para muchos viajeros no es de buen idem hablar bien de Dubái, yo no tengo reparo en decir que me gustó visitar la ciudad. Y además, por partida doble, porque he estado en 2 ocasiones, 5 días cada vez. Eso sí, cara también lo es!

    Responder
Translate »